COLONIA 2- 2 B.DORTMUND

La escena final de la furia de Haaland de la que hablan todos

El noruego anotó un nuevo doblete, pero no bastó para que su equipo venciera al Colonia y solo empató 2-2. Salió directo al vestuario y le dio su camiseta a un rival de mala gana.

AStv

A pesar de haber anotado un doblete, Haaland se marchó con un cabreo mayúsculo del césped de Colonia. Su dos goles no fueron suficientes para que el Dortmund se llevase los tres puntos. Su enfado dejó una extraña escena tras el pitido final.

Cuando el colegiado señaló final del encuentro, el delantero noruego puso rumbo con prisa al túnel de vestuarios. Jorge Meré le había pedido su camiseta, y en vez detenerse a intercambiarla con el español, se la lanzó con gesto de mala gana y abandonó el terreno de juego presa de su enfado.