ENTREVISTA AS

El giro en la carrera de Marcelo Allende: "Quiero jugar todos los días un partido"

El mediocampista de Montevideo City Torque analizó junto a AS Chile su primera temporada en Uruguay. Es su segunda experiencia en el extranjero.

0

Marcelo Allende encontró su lugar en el Montevideo City Torque, equipo al que llegó en 2020 y luego de 33 partidos jugados exhibió 13 participaciones de gol (seis anotaciones y siete asistencias), además de la clasificación de su equipo a la Copa Sudamericana de este año.

En conversación con AS Chile, el volante chileno repasó su primera campaña en Uruguay, contó dónde se siente más cómodo, qué le pide Pablo Marini (su técnico) y el día en que se lució ante Damián Malrrechaufe, que se desquitó con él.

- ¿Cómo se gesta su llegada a Torque?
- Estaba en Magallanes y mi repre me habló del equipo, que el City Group estaba detrás de ellos, que me estaban siguiendo hace un tiempo para ver cómo funcionaba con ellos. Entonces me dieron una prueba y dije que si el grupo del City estaba detrás, obviamente era algo bueno. Cuando llegué, muy bien, era uno de los clubes que está preparado como pocos y sigue creciendo día a día.

- ¿Con qué fútbol se encontró?
- Un juego de mucha fricción, que cada balón dividido sabes que van a ir con todo, con jugadores muy jóvenes, equipos grandes como Nacional y Peñarol y equipos que obviamente tratan de hacer lo suyo, cada uno con su idea, hay algunos que les gusta la posesión, otros que esperan un poco más. Es un fútbol competitivo, que se hace irregular, con resultados muy extraños.

- Le ha tocado jugar de interior por el sector derecho en el 4-3-3 que han implementado.
- Pablo Marini, no solo a mí, le da la libertad a todos para ir rotando. Cada jugador ya sabe lo que tiene que hacer en la posición que quede. Inicialmente partía como mixto por derecha, pero casi siempre termino de puntero izquierdo o de volante, a veces quedo de nueve. Son momentos del juego en donde uno va tratando de encontrar los espacios.

- Le tocó jugar en varias posiciones, ¿dónde se sintió más cómodo?
- Me siento cómodo de mixto, viniendo desde más atrás, trayendo el balón, con más visión hacia adelante. Viendo espacios y filtrando balones, buscando a los delanteros o extremos. Con este sistema, es la posición donde me siento más cómodo.

- ¿Y qué le pide el técnico?
- Para Pablo soy el volante más ofensivo. En este caso, los otros son los que van a buscar más el balón, cerca de los centrales. Lo que me pide es que me meta cerca de los contenciones a buscar balones, tratar de controlar y girar o descargar. También picar a los espacios. Depende del partido. Tenemos un técnico que se preocupa bastante del rival y le podemos hacer daño, siempre me da una indicación nueva en cada partido.

- 33 partidos jugados, seis goles y siete asistencias. Son sus números en la primera temporada en Uruguay. ¿Conforme, no?
- Sí, feliz. Me gustaría haber hecho, y creo que pude hacer, un par de asistencias más y un par de golcitos más, pero bien. Para ser la primera temporada que me afirmó como jugador, pude jugar varios partidos como titular y hacerlo bien. Eso te da seguridad y confianza.

- Se le ve jugando con mucha confianza. Le vimos una jugada en donde hace un látigo y luego un túnel a Damián Malrrechaufe. ¿Está disfrutando el fútbol?
- (Risas) Y me tiró un corte, recuerda que lo salté un poco. La verdad sí, estoy muy contento, muy feliz. Me dan ganas de jugar, ¿no sé si me entiende? Quiero jugar todos los días un partido y eso es buenísimo, te da mucha confianza estar alegre. Mis compañeros me transmitieron eso desde el primer minuto, siempre me dieron la confianza.

- Jugó contra Rentistas, con Maximiliano Falcón en la defensa...
- Jugué contra Maxi Falcón. Fuerte. Un defensor muy fuerte, una actitud tremenda que lo hace distinto. Siempre está ahí, con la garra de ir a chocar, de meter firme.

- ¿Le tocó algún mano a mano con él?
- (Risas) No, no. Menos mal. Menos mal que no me lo encontré por ahí.