U. DE CHILE

¿Causal de despido? El lío de Dudamel crece al interior de la U

El gusto por el técnico venezolano nunca ha sido unánime en el directorio de Azul Azul y las reuniones en su domicilio podrían traerle más problemas.

Rafael Dudamel comenzó a agotar la paciencia al interior de Azul Azul, concesionaria que vive sus últimas semanas con el actual directorio, pero en donde varios de ellos continuarán en sus puestos una vez consumada la venta de acciones del paquete perteneciente a Carlos Heller.

El escaso funcionamiento colectivo y las declaraciones en pretemporada donde se desmarcó de la dirección deportiva son dos aspectos fundamentales que han generado el resquemor de varios directores, pero la semana pasada se sumó una más: las reuniones que Dudamel sostuvo en su domicilio sin considerar la cuarentena y las medidas impuestas por la autoridad sanitaria.

Este último punto parece haber colmado a muchos de sus directores. Este miércoles habrá reunión en Azul Azul y según pudo conocer AS Chile, durante los últimos días varios dirigentes han hecho consultas por la vía particular para saber si es que la imprudencia de Dudamel podría ser causal de despido sin derecho a indemnización.

En un momento, la continuidad del entrenador venezolano no fue ni siquiera discutida por los altos valores que hubiesen tenido que pagarle y no lo encontraron necesario, pues el proceso estaba partiendo y consideraban que había comenzado con algunos inconvenientes: técnico contagiado de Covid-19, supervisando prácticas por zoom y con tardanza en la llegada de colaboradores.

Además, el incendio interno provocado por el anuncio de Walter Montillo en diciembre, cuando informó en ADN que no renovaría su vínculo y días después dejando claro que se retiraría del fútbol, fueron algunos de los hechos que sostuvieron el proceso de Dudamel, pues se entendía que no era normal lo que estaba pasando.

Sin embargo, para este miércoles ya no hay excusas: el técnico azul visó a todos los refuerzos (aunque le gustaran más o menos) y solo podría objetar el tema del lateral izquierdo, pero esta vez podría pesar el nulo funcionamiento del equipo y también los temas extrafutbolísticos.