SNOOKER

Este golpe fue proclamado como uno de los mejores de la historia del snooker

Louis Heathcote sacó este increíble golpe para anotar la bola amarilla cuando la blanca estaba pegada a la negra y no tenía ángulo.

AStv