CHILENOS POR EL MUNDO

El complicado momento de Pedro Pablo Hernández

Durante las últimas semanas el "Tucu" ha perdido protagonismo en Independiente de Avellaneda y a mitad de año termina contrato, el cual no será renovado.

La era de Julio César Falcioni en Independiente de Avellaneda comenzó con Pedro Pablo Hernández en el equipo titular. El chileno-argentino ya se encontraba recuperado del corte de ligamentos sufrido en 2019 y durante la temporada 2020 alcanzó a tener regularidad hasta que algunas dolencias musculares volvieron a aquejarlo.

A pesar de esto, la temporada 2021 la arrancó como estelar. El "Tucu" jugó frente a Lanús, Patronato y Gimnasia y Esgrima de La Plata por la Copa de la Liga Argentina y sufrió otra lesión, esta vez un desgarro en el bíceps femoral de la pierna derecha, a comienzos de marzo.

Tras eso, se perdió los compromisos con Newells Old Boys, Villa Mitre (por la Copa Argentina) y Sarmiento, volviendo a la convocatoria el 20 de marzo (pero sin jugar), cuando perdieron con Vélez Sarsfield.

De ahí en más fue suplente con Boca Juniors, no fue convocado contra Talleres de Córdoba y tampoco estuvo en la nómina del equipo que perdió el sábado pasado en el clásico de Avellaneda frente a Racing Club.

Hernández ha estado en solo tres de los 10 partidos de Independiente en esta temporada y lo más probable es que reaparezca en la convocatoria del "Rojo" para el partido que sostendrán este domingo frente a Defensa y Justica, pero es poco probable que sea de la partida.

Lo peor para el ex seleccionado chileno es que su salario es de los más altos en el club y su contrato termina el 31 de junio de este año.  Los problemas económicos de Independiente y el hecho de que ya no es titular indiscutido, son dos factores que la dirigencia tiene sobre la mesa para no ofrecer una renovación.