Entrevista AS

"En mi infancia me decían que no tenía por qué jugar fútbol; hoy soy feliz y vivo un sueño"

Valentina Díaz fue parte de la histórica clasificación de la Roja a Tokio. "Fue algo maravilloso que nunca voy a olvidar", dice la lateral de Colo Colo. Sus mensajes apuntan a luchar.

"En mi infancia me decían que no tenía por qué jugar fútbol; hoy soy feliz y vivo un sueño"

Valentina Díaz solo tiene 20 años, pero ya puede dar cuenta de grandes logros en el fútbol. Fue con la Roja al Mundial de Francia 2019, ha sido capitana en Colo Colo y hace poco fue incluida en el XI ideal Sub 20 de Sudamérica. "Siento satisfacción, ya que he hecho las cosas bien, pero tengo que seguir esforzándome el doble y con la misma humildad de siempre para seguir creciendo", explica la lateral alba a AS.

Sin embargo, eso no es todo. La Pantera también fue parte de la Selección que consiguió un cupo a Tokio 2020. En la serie con Camerún jugó los 180 minutos, y así describe lo que sintió tras la histórica clasificación: "Fueron horas de mucha alegría y de muchas emociones juntas por lo que logramos. Fue algo maravilloso que nunca voy a olvidar. Mi familia estaba feliz". El inicio de su historia, eso sí, no fue nada fácil.

- ¿Se imaginaba estar viviendo esto a los 20 años?
- La verdad es que no, pero estoy muy feliz de poder vivir un sueño a corta edad, y voy a trabajar el doble para poder seguir aportando mi granito de arena.

- Más allá del gran nivel de la Roja, ¿qué significa la clasificación a Tokio para la mujer chilena?
- Es algo que significa mucho, porque estamos representando a todas las mujeres chilenas que son luchadoras y porfiadas, en el sentido de que cuando queremos algo, vamos y hacemos todo por conseguirlo sin que nadie nos detenga. Por más que nos digan que no podemos, somos capaces de todo.

- ¿Cree que la victoria en el Repechaje Olímpico debe dar paso a la profesionalización del fútbol femenino en Chile?
- Esto le viene muy bien al fútbol femenino en Chile, y cada vez la gente se va interesando más en esto y nos brinda todo su apoyo. Creo que pueden mejorar las cosas. Si todos trabajan por profesionalizarlo, se puede.

Valentina Díaz, tras la clasificación a Tokio.

- ¿Cuál es el objetivo en Tokio?
- Va a ser una experiencia totalmente nueva para nosotras. Vamos a ir a competir contra las mejores del mundo y vamos a dejar todo como siempre.

- ¿Cómo ha sido su historia en el fútbol?
- Fue bastante dura la verdad. Jugar con hombres toda una infancia es duro, porque siempre te dicen que no tienes por qué estar ahí. Antes era un chiste que las mujeres jugáramos al fútbol, siendo que el deporte no tiene género. He sacrificado mucho por estar donde estoy ahora.

- Hace un tiempo sufrió una lesión en la cadera. ¿Qué tan duro fue afrontar eso?
- Me costó harto afrontar esa lesión, porque era bastante complicada, pero hacía jornadas dobles todos los días con el fin de recuperarme bien, y en eso los kinesiólogos que estuvieron conmigo fueron increíbles, porque nunca me dejaron de lado. Fueron José Ignacio González y Kurt Von Hagen. Hasta el día de hoy seguimos trabajando juntos, y sobre todo con Claudia Castro, que me ayuda a entrenar todos los días con el fin de mejorar siempre.

- En el pasado pudo compartir con Megan Rapinoe. ¿Cómo fue esa experiencia?
- Fue una experiencia muy linda, porque a ella yo la veía desde la TV. Nunca pensé que podría compartir con una persona como ella.

Valentina Díaz junto a la estrella estadounidense Megan Rapinoe.

- ¿Qué mensaje les daría a las niñas que quieren o sueñan con vivir del fútbol?
- Que por más que les digan que no se puede, somos mujeres y somos imparables. Todo, pero absolutamente todo, se puede hacer. Hay que trabajar muy duro para conseguirlo, pero los sueños se cumplen.

- ¿Y usted con qué sueña ahora?
- Con que mi carrera como futbolista dure muchos años más y pueda vivir de esto, que es lo que amo.