CHILENOS POR EL MUNDO

Cómo la Superliga podría afectar el futuro de Alexis y Vidal

La FIFA se opone al nuevo torneo, en el que participará el Inter de Milán junto a otros grandes de Europa, y amenaza con duros castigos tanto a los clubes como a sus futbolistas.

El ámbito directivo del fútbol en Europa arde durante estas horas. Luego del anuncio de la creación de la Superliga, que surgirá como una competencia paralela a la Champions League, la UEFA primero y a continuación la FIFA reaccionaron con dureza frente al surgimiento de la nueva competencia. Y sin imaginarlo en un principio, esto podría tener un impacto inesperado sobre el futuro de Alexis Sánchez y Arturo Vidal en la Roja.

Resulta que el ente rector del fútbol mundial se opone terminantemente al nuevo certamen, que cuenta por ahora con 12 equipos participantes, entre los que destaca el Inter de Milán, cuadro de Sánchez y Vidal en Italia. Los otros clubes confirmados en el torneo son Liverpool, Manchester United, Arsenal, Chelsea, Tottenham, Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Juventus y Milan.  

La FIFA anunció severos castigos a los clubes participantes y también a los futbolistas que sean parte del nuevo campeonato europeo. "Aquellos clubes o jugadores que disputaran dicha competición tendrían prohibido participar en las competiciones organizadas por la FIFA o la confederación correspondiente", había manifestado hace algún tiempo el presidente del organismo, Gianni Infantino, adelantando el escenario que se vislumbraba en Europa.

Por lo mismo, no sorprendieron los dichos de Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, al conocerse la creación del nuevo torneo: "Los jugadores que jugarán en la Superliga no podrán jugar en la Copa del Mundo y la Eurocopa. No se les permitirá jugar en sus selecciones... Es un proyecto vergonzoso y egoísta, que cuenta con el rechazo de toda la sociedad".

De acuerdo a sus organizadores, el certamen comenzaría a disputarse lo antes posible en Europa. En caso de ratificarse la continuidad de Sánchez y Vidal en el Inter, deberían intervenir en el torneo, lo que los dejaría expuestos a una posible sanción de la FIFA en orden a bloquear su intervención en las competencias bajo su tutela o de la Conmebol, como por ejemplo, el Mundial, las Eliminatorias y la Copa América.