Temas del día Más temas

SUPERCLÁSICO

El paso que Colo Colo ya dio y que en la U causa resistencia

Los albos innovaron con un diseño ofensivo que le está dando resultados. Por rasgos de plantel, el elenco azul podría replicarlo, pero el DT Dudamel sigue firme en su propuesta.

Ambos vencieron en la fecha pasada del Campeonato Nacional, pero no hay dudas de que Colo Colo y Universidad de Chile llegan este domingo a enfrentarse en el Monumental en distintos momentos futbolísticos. Los albos dan indicios de una mejoría en su juego, tras estar al borde del descenso en 2020, mientras que la escuadra azul no logra consolidar una identidad en la cancha bajo la conducción de Rafael Dudamel.

En este marco de realidades disímiles, el Cacique parece haber resuelto un asunto de organización ofensiva que todavía es una importante problemática en la U. Guarda relación con el diseño de la subestructura de ataque. Gustavo Quinteros optó por alinear una dupla en ofensiva (Marcos Bolados e Iván Morales) con correctos resultados hasta ahora, en tanto que Dudamel insiste en la propuesta de iniciar cada partido con un tridente, a pesar de que Ángelo Henríquez y Joaquín Larrivey han sido, por ahora, los hombres de mayor trascendencia en ataque.

Ariete y puntero

Uno de los aciertos de Colo Colo, en lo que va del inicio de la temporada, es sin duda la irrupción de la dupla conformada por Bolados y Morales. Gracias a su accionar, hoy el Cacique ataca regularmente con peligro, marcando un quiebre respecto de la etapa anterior cuando largos pasajes de posesión de balón no se transformaban en llegadas al arco rival. Ambos reciben el apoyo constante de los volantes externos (Gabriel Costa y Martín Rodríguez) en la fase construcción de juego, lo que al elenco albo le permite instalar cuatro hombres en ofensiva.

En el caso de Bolados y Morales, no se puede hablar de un doble '9', mención táctica para identificar la presencia de solo dos delanteros en ataque. Puntualmente, los albos funcionan con un centrodelantero y un puntero, pero esto no significa que de acuerdo al avance del juego ataquen con un '7' y un '9' o con un '9' y un '11'. Las cosas son así: Morales fija su posición como ariete y Bolados se moviliza por los flancos de su compañero, siempre por el centro de la cancha, y poniendo énfasis en las apariciones por el sector derecho. Cuando esto ocurre, Costa entonces reconstituye la dupla de ataque en el eje. 

Los dos delanteros son hombres con movilidad en el sentido lateral y longitudinal del terreno de juego. Por lo tanto, constantemente están generando opciones de pase, lo que les permite recepcionar el balón, jugar de vuelta con los volantes externos y realizar rupturas en busca de la penetración. Ambos poseen inclinación a verticalizar el juego y atacar las espaldas de los zagueros, generando inestabilidades posicionales en la defensa rival. Así ataca hoy Colo Colo y el escenario no será distinto contra la U.

¿Dupla o trío?

Hasta ahora, la principal variante posicional que ha exhibido Dudamel en su etapa en la U guarda relación con el mediocampo. De dos volantes volantes centrales y otro ofensivo, el venezolano ha variado a una subestructura de un '6' y dos mediocampistas mixtos o interiores. La defensa no la ha tocado y lo mismo pasó con el ataque, donde su propuesta ha sido operar con tres hombres, 'sacrificando' incluso a Henríquez al alinearlo en la punta izquierda. 

Los azules atacan poco y cuando lo hacen no generan gran peligro. Dudamel tomó nota del asunto y probó con Henríquez en su puesto natural, dejando en la banca a Larrivey, pero la fórmula no dio el resultado esperado: 0-0 ante La Serena e igual marcador en el primer tiempo contra Unión Española. Entonces, el DT debió recurrir a Larrivey para modificar la situación en la delantera y el argentino respondió abriendo la cuenta ante los hispanos. El tanto propició el mejor momento de la U, permitiéndole vencer y además dejar la sensación de que el trasandino y Henríquez son dominantes en ofensiva, por lo que la presencia de un tercer delantero no se justifica.

Ambos atacantes son centrodelanteros netos, de modo que en su caso efectivamente se puede hablar de la figura táctica del '9'. En el ciclo de Hernán Caputto, el ex DT de la Roja Sub 17 alineó en varias ocasiones con los dos como tándem ofensivo y la asistencia desde atrás de cuatro mediocampistas (un volante central, dos interiores y un mediocampista ofensivo). En el caso de Henríquez, su estado de forma no era el actual, por lo que hoy el panorama podría ser distinto. Es un ariete con mucha movilidad, que por rasgos de juego perfectamente puede ajustar su posición al sitio final que ocupe su compañero de ataque. Entonces, no tendría problemas para congeniar con Larrivey en el eje ofensivo, aunque es Dudamel quien tiene la última palabra.