Entrevista As

De Moscú a El Salvador: la historia del '10' trotamundos que brilla en Cobresal

Cristian Maidana llegó para suplir a Marcelo Cañete en el club nortino y hasta ahora ha respondido. Ha jugado en 10 países y pasó por un grande de Rusia.

Cristian Maidana se ha transformado en todo un trotamundos del fútbol. El argentino ha jugado en variados países y su última estación elegida fue Cobresal. Ahí llegó para calzarse la '10', una camiseta que quedó con el peso de una figura como Marcelo Cañete.

"Yo sabía lo que había hecho acá. Es un jugador similar a mí, pero él es más de pases largos y yo busco paredes y jugar por abajo. Tuve la suerte de enfrentarlo en Paraguay y es muy bueno técnicamente, pero no hay presión de reemplazarlo, esa palabra no está bien. Uno trata de hacer su juego y el profe está contento conmigo", cuenta en diálogo con As.

- Ha jugado en 10 países y ha vivido en ciudades como Moscú o Philadelphia, ¿cómo ha sido el cambio de llegar a una ciudad pequeña como El Salvador?
- Por suerte tengo una familia muy tranquila y yo siempre he sido de entrenamiento a casa y viceversa, ahora es lo mismo. Sabíamos que acá no hay muchas cosas, pero con tal de vivir juntos estará todo bien. Tengo una mujer de fierro e hijos que aguantan todo.

- ¿Ha sido muy difícil cambiar tanto de club y de país en su carrera?
- Es diferente en todos lados, pero siempre aprendí. Igual, una vez que piensas, creo que es mejor tratar de quedarse en un solo lugar y eso no me ha pasado. En algunos sitios no me adapté bien y cambiaba rápido de club, al año o año y medio. Por un lado fue bueno porque aprendí en todos lados, pero mantenerse es muy importante.

- Ha jugado en Rusia, Estados Unidos, Qatar, España, México, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Honduras, ¿en cuál se ha sentido más cómodo?
- Tuve la suerte de estar 3 años en Estados Unidos (Philadelphia y Houston) y fue lo máximo que me ha pasado en el tema familiar. Es muy bueno para los hijos, la cultura es diferente a todo y la gente es súper amable. Después me gustó Honduras, donde estuve dos años. Me habían hablado mal, pero me encontré un lugar diferente a lo que se decía. Me fue muy bien y fui bicampeón.

- Su primera salida fue a Rusia, al Spartak de Moscú, ¿cómo fue esa experiencia?
- Creo que me apuré en esa decisión, porque me perdí del radar del fútbol argentino y en ese momento estaba yendo a la Selección Argentina. Sin embargo, sabía que tenía dos familias que dependían de mi, una hija y mis hermanos, y era mucho dinero, así que opté por irme. Ahora pienso que decidí mal, debí haber esperado más tiempo. De todas formas aprendí mucho, es el club más grande de allá, jugué Champions y Copa UEFA, traté de dar lo mejor.

Su gran objetivo con los mineros

- ¿Cómo ve el torneo chileno y las perspectivas de Cobresal?
- Va a ser difícil. Es un torneo en que la UC quizá va a sacar diferencias, así que será difícil. Trataremos de estar en los primeros lugares y volver a entrar en una copa internacional. Siento que estamos bien, porque el DT tiene una forma de jugar que nos gusta, el no ser tan apurados y tener la pelota. Daremos pelea.

- ¿Qué jugador del plantel de Cobresal le ha llamado la atención?
- Hay muchos jóvenes en el club con características para ser grandes jugadores. Yodilan Cruz es muy bueno con la pelota, Céspedes puede jugar en distintas posiciones y después de los grandes está (Felipe) Reynero de quien fui compañero en Rangers. Él siempre me sorprende con su juego.

- Cañete dio el salto desde Cobresal a un grande, ¿le seduce repetir esa historia?
- Ese es el objetivo a cumplir, pegar el salto a un equipo que esté en Santiago como lo hizo Cañete, pero primero espero hacerlo lo mejor posible en Cobresal. Si lo hago bien, las opciones de otros equipos se presentarán solas.