U. Católica

Atletismo, Miami, Ken: las confesiones de la joya que deslumbra en la UC

Clemente Montes concedió una entrevista a La Tercera y contó varios episodios desconocidos de su carrera. "No estoy ni cerca de ser Messi".

Clemente Montes es el hombre del momento en la UC. Su ingreso ante Nacional por Copa Libertadores fue vital y coronó todo con un golazo. Lo compararon con Caniggia y hasta con Messi. Él prefiere la mesura.

"Con Lio encuentro que fue muy innecesario. Todos sabemos que es el mejor jugador del mundo, un tipo incomparable. Yo no me creo ni por si acaso Messi. Quiero trabajar para hacer mi propio nombre. A Caniggia nunca lo vi jugar", contó en diálogo con La Tercera.

Hincha acérrimo de la UC

Montes confesó también que llegó a la UC a los nueve años y que siempre fue hincha del club. "A muerte. Me encantaba ir al estadio, y ahora que la gente no puede ir, me encantaría ver cómo se sentiría jugar con público. Ese es mi sueño".

"Ir al estadio era el mejor panorama, cantar con toda la gente. Me tocó justo una era donde a la Cato le iba bien, entonces fue lo mejor", complementó.

Claro que en su ruta desde la Sub 9 al primer equipo tuvo una pausa obligada. Un corte de ligamentos que alteró todos sus planes. "Fue en un partido del torneo juvenil contra Colo Colo, que menos mal lo ganamos. Siempre supe que me había pasado algo grave, así que ese fin de semana fue súper triste. Después me di cuenta que esto era un desafío para mí, un obstáculo que debía superar".

Atletismo y sus apodos

Otro episodio desconocido en la vida de Montes es su afición por el atletismo. "Me gustaba correr en el colegio. Nunca hice los 100 metros planos, pero sí 60. Creo que en sexto básico marqué 8′'10".

Finalmente, el joven delantero contó cómo surgieron los apodos que le tienen en el primer equipo de la UC. "Lo de Miami partió por el Poncho (Parot). Y Edson (Puch) me decía Ken, por el pololo de Barbie. Entonces agarraron papa y empezaron a decirme así. Después Parot me dijo: “¿Sabes qué? Te imagino en Miami, reposando, mirando la playa, con una caipirinha”. Y desde ahí quedó que yo era Miami. Van mezclando Miami con Ken".