COLO COLO

"Todos los árbitros nos cagan": las graves acusaciones contra Colo Colo

Fernando Véjar consignó en su informe arbitral duros insultos por parte de Leonardo Gil y un colaborador de Gustavo Quinteros. "Nos tienen que respetar, somos un equipo grande"

La polémica caída de Colo Colo ante Palestino sigue generando problemas en el estadio Monumental. Esto porque Fernando Véjar, juez de aquel duelo jugado el pasado fin de semana en Macul, acusó a Leonardo Gil y un colaborador de Gustavo Quinteros de propinarle duros insultos tras el partido.Además, el árbitro de dicho partido explicó el motivo de la expulsión del entrenador albo. 

"Leonardo Gil sale del camarín de su equipo, en ropa interior y sin mascarilla, de una forma desafiante y prepotente comienza a gritar: 'Hasta cuándo nos van a cagar, todos los árbitros nos vienen a cagar, nos tienen que respetar, somos un equipo grande'. Teniendo que ser controlado por sus compañeros y personal de seguridad", señala el informe publicado por la ANFP tras la fecha 7 del Campeonato Chileno 2021.

Además del volante, Véjar informó insultos de un utilero albo. "Utilero de Colo Colo, Nelson Pizarro, en el sector de camarines y sin usar mascarilla, encara a la cuaterna arbitral diciendo: 'medio penal que se comieron, hueón, por qué no cobraron esa huea'. Además, desafía a pelear al cuarto árbitro y asistente número 1", sentenció.

La razón de la expulsión a Quinteros

Gustavo Quinteros fue expulsado en el minuto 84 del partido contra los árabes. ¿La razón? Véjar explicó que el DT recibió tarjeta roja "por utilizar equipos electrónicos para reclamar cobros referiles. Además comportarse de modo inapropiado, haciendo gestos de señal del VAR y gritando: 'Árbitro, cuarto, hay que revisar, la tienes que revisar' después de revisar una tablet. Al minuto 84", expresó Véjar en el documento. 

El camarín cerrado

Los puntos anteriores consignados por Véjar no fueron los únicos. El juez consignó una situación insólita referida al camarín de árbitros. "Finalizado el partido, cuando logramos llegar hasta la puerta del camarín, este se encontraba cerrado con candado, lo cual provoca estar 5 minutos fuera de este, teniendo que soportar gritos de funcionarios de Colo Colo. Al solicitar la llave, nos indican que: 'nadie la tiene' o 'que se había perdido'", sentenció.