ENTREVISTA AS | Parte III

Los días de Vidangossy lejos de Chile: Villarreal, Pellegrini y México

El futbolista de Melipilla recuerda otras etapas de su carrera. La partida con 21 años, un préstamo que marcó su transición y la estadía con Unai Emery. "Fue un aprendizaje".

0
Los días de Vidangossy lejos de Chile: Villarreal, Pellegrini y México

"El Villarreal CF ha llegado a un acuerdo de traspaso con el club Unión Española por el jugador Mathías Vidangossy". Era el 7 de febrero del 2007 y el jugador chileno, que acababa de disputar el Sudamericano Sub 20, estaba a un paso de cumplir su sueño: jugar en España. Sin embargo, eso nunca sucedió. El futbolista, quien en ese entonces tenía 21 años, se quedó con las ganas de defender al mencionado club. Fue un momento doloroso en su carrera. Hoy, con 33 años y justo cuando vuelve a brillar en el fútbol chileno, Vidangossy cuenta su lección.

"Creo que no me entregué al 100 por ciento y eso fue percibido por los entrenadores. Si no estaba al máximo, no tenían por qué darme una oportunidad. Evidentemente habían compañeros que estaban en un mejor nivel. Ahora lo veo como un aprendizaje tremendo", relata Vidangossy a AS. El DT de ese equipo era Manuel Pellegrini.

- ¿Habló alguna vez con Pellegrini?
- Cuando llegué a Villarreal, me lo presentaron. Me saludó. Todo bien, pero fue la única vez que me encontré con él, porque a los dos o tres días me mandaron a préstamo a Almería. ¿Y después? No, nunca.

- Ahora lo analiza con una autocrítica. ¿Antes le dolió?
- Claro, en ese momento me dolió un montón, porque lo único que quería era jugar y no me podía explicar por qué no me daban la oportunidad. Ahora me doy cuenta que es muy difícil tener una chance si no te entregas al 100 por ciento. Aprendí que ante cualquier cosa que uno quiera hacer, hay que estar preparado física y mentalmente.

El escenario en Almería era optimista. "Estoy contento con Mathías. Pone mucho de su parte, se nota en cada entrenamiento. Está llegando donde yo quiero. Hay que tener paciencia, porque tiene calidad", decía Unai Emery, el entrenador que tenía el club en ese momento. El mismo que en las próximas semanas volverá a disputar una final de Europa League.

Allí disputó amistosos, pero solo una vez fue citado a un partido de La Liga (no ingresó). El mismo Unai Emery se encargó de anunciar su adiós en enero del 2008: "La idea del club es que busque su salida porque aquí no va a tener continuidad". El 2010, después de tres préstamos en el fútbol chileno, el ex mundialista llegó al Ceará de Brasil. Tampoco jugó.

Vidangossy reflexiona: "Años atrás lo tomé con una mentalidad que culpaba lo externo. Que simplemente no me dieron la oportunidad y que yo no pude hacer más. Hoy no. E insisto: fue una experiencia de vida. Ese el mensaje que trato de dar".

La alegría del chileno en el extranjero llegó en México. En 2015 fue fichado por Jaguares de Chiapas, que dirigía Ricardo La Volpe, y en poco tiempo saltó al Pumas. Vidangossy lo recuerda con una sonrisa: "Allá disfruté mucho", dice.

Vidangossy, en Jaguares.

- ¿Por qué?
- Siento que la gente es más aficionada. No es como un hincha pasional. Uno va a dar un espectáculo y ellos disfrutan. Me gustó la liga mexicana por cómo ven el fútbol y cómo lo viven. Los estadios estaban llenos y yo percibía alegría. Después del espectáculo, ellos se iban a la casa… no había reproches, ni te insultaban por perder. La gente disfrutaba.

Al poco tiempo perdió protagonismo y en el segundo semestre del 2016 se transformó en refuerzo de Palestino. Cinco años más tarde, Vidangossy vive un renacer personal y futbolístico. Está feliz y tiene una nueva mentalidad. Se siente más fuerte. Y en el extranjero, aún no pueden disfrutar el talento del chileno. ¿Le gustaría tener una revancha fuera de Chile? "Si llega alguna oportunidad, sea donde sea, quiero estar al 100 por ciento", cierra.