U. DE CHILE

La cifra que averguenza a la U: lo que ha gastado en echar técnicos

Azul Azul ha pagado un alto monto en indemnizaciones. La lista comenzó con Darío Franco, y siguió con Sebastián Beccacece, Ángel Guillermo Hoyos, Frank Kudelka....

0

Universidad de Chile trabaja en estas horas en poner fin al ciclo de Rafael Dudamel al mando del equipo. Otro apuesta fallida. Otro ciclo interrumpido. El venezolano se suma a una larga lista de fracasos, y pone a los azules en una situación conocida.

La U tendrá que realizar nuevamente la búsqueda de director técnico. Un proceso que en los últimos años ha sido traumático, pocas veces firmando a quien aparecía como la primera opción, y concluyendo cada ciclo con una cuantiosa indemnización.

Si bien, ahora Dudamel no será despedido (sino que acordarán su salida y el monto que recibirá, pues no se irá gratis), en el club siguen agrandando una cifra que avergüenza: lo que han gastado en compensación de despidos anticipados de diferentes técnicos.

La cifra que avergüenza a la U

En Universidad de Chile han gastado cerca de un millón y seiscientos cincuenta mil dólares en indemnizaciones a sus directores técnicos desde que en 2013 se fue el argentino Darío Franco.

El sucesor de Jorge Sampaoli ganó una Copa Chile tras vencer a Universidad Católica, en la misma semana en la que venció a Colo Colo, en lo que fue el último superclásico ganado por los azules en los 90 minutos. Ni eso le sirvió al técnico, pues al poco tiempo Franco se fue con una indemnización de 400 mil dólares.

Años después, asumió Sebastián Beccacece. Luego de un primer semestre para el olvido, el ex ayudante de Sampaoli vio cómo Carlos Heller le impuso un refuerzo a su staff técnico, integrando a José María Bonini como preparador físico. Pero igualmente el equipo no levantó y tras perder frente a la UC en la Supercopa, Beccacece fue cesado y le pagaron cerca de 500 mil dólares.

Ángel Guillermo Hoyos también tuvo su historia. Debutó en la U ganando el primer campeonato que disputó, en el primer semestre del 2017. Terminó ese año en un muy bajo nivel, pero el equipo pareció encontrar cierta regularidad en 2018, hasta que vino la semana fatal: en pocos días perdió con Colo Colo y fue goleado tanto por Unión La Calera (6-1) como por Cruzeiro (7-0), lo que significó su despido, a pesar de que rogó por quedarse, en Belo Horizonte, de madrugada. Hoyos y su staff se fueron con una indemnización levemente superior a los 400 mil dólares.

Luego vino Frank Darío Kudelka, que hizo una buena segunda parte en el torneo del 2018, pero un difícil comienzo en el 2019, con una temprana eliminación en Copa Libertadores ante el modesto Melgar de Perú. Tras entrar en conflicto con Sabino Aguad, entonces gerente deportivo de Azul Azul, Kudelka se fue tras acordar un pago de 200 mil dólares.

El sucesor de Kudelka fue Alfredo Arias, que llegó al país incluso antes de la salida de su antecesor. El técnico uruguayo no pudo encontrarle la vuelta al equipo y cuando el equipo jugaba bien, fallaba en el área y en defensa no daba seguridad. El DT logró mantenerse en el cargo aún con el parón de mitad de año por la Copa América 2019 y en el regreso, a los pocos partidos, fue cesado. Arias agradeció la confianza y se acordó que la salida fuera por 150 mil dólares, menos de lo que estipulaba en su contrato.