ENTREVISTA AS

"Hacerse el malo": los mensajes del "Cebolla" Rodríguez a Gonzalo Jara

El ex seleccionado charrúa rememoró con AS Chile el partido por los cuartos de final de la Copa América 2015 en el que la Roja eliminó a Uruguay.

0

Cristian Rodríguez, aún en actividad, fue un ex seleccionado que estuvo prácticamente desde el comienzo de la era de Óscar Washington Tabárez en Uruguay, jugando cuatro Copa América (la ganó el 2011), dos mundiales y una Copa Confederaciones.

Actualmente en Plaza Colonia tras dejar Peñarol, el popular "Cebolla" recordó con AS Chile el insigne cruce de cuartos de final con la Roja, el día del encontronazo entre Edinson Cavani con Gonzalo Jara, cuando se definió todo con solitario gol de Mauricio Isla.

- ¿En qué falló Uruguay esa noche?
- No fue una noche como todos queríamos. En ese momento nuestro mejor jugador era Cavani. Yo compartía habitación con él y tuvo una noche muy complicada por problemas familiaries y, después, con los incidentes nos sacaron del partido. Es parte del fútbol, todos cometemos errores, los jugadores, los árbitros y nos quedamos en el camino.

- ¿Habló después con Cavani?
- Si, obviamente, con Edinson somos grandes compañeros y compartimos habitación en concentración varios años. Es complicado, como decía recién, él no había tenido buena noche, no había llegado bien al partido por problemas personales y después le tocó esa mala pasada de que le hayan querido tocar la cola, que es una falta de respeto. Tal vez yo hubiera hecho lo mismo, pero son cosas del fútbol y nos tocó quedar en el camino.

- Hay otra imagen que se recuerda mucho: usted calmando a Tabárez después de que Jorge Valdivia le pidiera "respeto".
- No sé si calmando al “Maestro”, sino esperando la reacción de todos los suplentes de Chile. Justo se dio ahí la jugada y me quedé esperando, separando, para que no llegara a mayores.

- ¿Tuvo la oportunidad de decirle algo a Gonzalo Jara esa noche?
- No, porque insultar y hacerse el malo adentro de la cancha no es mi estilo. Él sabe que se equivoco y para todo hay siempre una revancha en el fútbol.