ROLAND GARROS

El punto que explica por qué Tsitsipas acabó llorando: ¡Djokovic en modo inmortal!

El serbio le remontó dos sets al griego para llevarse Roland Garros porque desde el tercer set activó su modo infalible y prácticamente no cometió errores no forzados. Este punto, el mejor ejemplo.

AStv