CHILE 1 - BOLIVIA 0

Brereton le devuelve la ilusión a la Roja: Chile vence a Bolivia

El atacante fue la figura de la tarde: convirtió un golazo, y le permitió a Chile sumar su primera victoria en la Copa América. Lasarte aprendió la lección de las Eliminatorias.

0
Brereton le devuelve la ilusión a la Roja: Chile vence a Bolivia
Andre Penner AP

Ben Brereton aterrizó en la Copa América para transformarse en la última ilusión de la Roja. El joven de 22 años, desconocido hasta el duelo ante Argentina, es ahora una esperanza para el futuro. El mérito es suyo: un golazo le permitió a Chile derrotar a Bolivia, y obtener su primera victoria en la Copa América. La primera en la era Lasarte.

El atacante del Blackburn Rovers desniveló un partido bravo y ante un rival que robó un empate en Santiago hace sólo un par de semanas. A los nueve minutos tuvo su momento. Apareció con espacio, frontal al arco, y definió con un derechazo potente y rasante que dejó sin opción al arquero Carlos Lampe.

Chile aprendió la lección de las Eliminatorias, al menos en el inicio. La primera mitad exhibió a una selección desatada. A los cinco minutos, Carlos Lampe ya le había sacado el primero a Jean Meneses, y a los diez encontró la ventaja con Brereton. La faena no terminó ahí. El ex arquero de Huachipato estuvo notable a los 15' para evitar el segundo de la estrella de la noche y un minuto más tarde hizo lo propio con Erick Pulgar.

El entusiasmo inicial dio paso a la frustración. La Roja sigue siendo un equipo al que le cuesta demasiado convertir, y hoy no fue diferencia. Bolivia tampoco hizo la tarea fácil. A diferencia del duelo en Santiago, el equipo de César Farias se jugó su chance. Presionó la salida, desarmó a Arturo Vidal, y con pocos recursos complicó a la defensa chilena.

Lasarte terminó el primer tiempo gritando, consciente que la diferencia era demasiado escasa y con los puntos pérdidos en Santiago como un recuerdo demasiado reciente. En la segunda mitad, la Roja siguió sufriendo. Por Bolivia. Pero también por su incapacidad de controlar el juego.

El técnico intentó remecer el equipo desdel el banco, pero no fue más arriesgado. Apostó por Cesar Pinares y Tomás Alarcón para recuperar el control de la pelota, sin embargo, Bolivia siguió llegando, y Chile terminó cada vez más cerca de Claudio Bravo. 

Y ahí está lo preocupante. En esa segunda mitad discreta, y esos últimos minutos replegados, sin una idea clara. Bolivia se acercó al empate y por momentos incluso lo mereció. Chile, por su parte, terminó celebrando un resultado demasiado mezquino para ilusionarse con algo grande en Brasil.