Temas del día Más temas

MOTOCROSS

"Ni la federación, ni el Estado nos ha habilitado un permiso para hacer nuestro trabajo"

Diego Rojas se encuentra en Estados Unidos disputando campeonatos regionales de Motocross. El deportista conversó con AS sobre la realidad que viven los deportistas en Chile.

"Ni la federación, ni el Estado nos ha habilitado un permiso para hacer nuestro trabajo"
www.mpfotografia.com

La pandemia del coronavirus ha golpeado de distintas maneras a los deportistas nacionales. Algunos se las han ingeniado para poder practicar y mantenerse en forma de cara a las competencias internacionales, otros simplemente han cruzado la frontera en búsqueda de más libertades. 

El piloto Diego Rojas es uno de estos casos. El atleta del motocross decidió viajar a los Estados Unidos para continuar con su carrera deportiva. "Este es el único lugar donde todo sigue desarrollándose con normalidad", cuenta en conversación con AS.

-¿Cómo ha sido para usted pasar de un país que no hay competencias a otro que prácticamente nunca paró?
-Fue volver a tener libertad... Aquí todo sigue abierto, no tienes que pedir permiso para salir o al supermercado, tampoco te ponen restricciones de movilidad dentro del país e incluso hay lugares que ya no te exigen estar con la mascarilla. A finales de marzo tuve que volver a Chile y sentí que retrocedimos todo lo que logramos avanzar. Estar en Estados Unidos es volver a sentir la libertad y te das cuenta de que en Chile hay un poco de "manipulación" y es como volver al pasado...

-¿Cómo lograba usted entrenar en nuestro país?
-Tuve que sacar permisos y me movía entre las comunas que estuviesen en Fase 3 para así tener un poco más de libertad para poder entrenar con más comodidad y mantenerme activo. Es un poco "ilegal" hacer deporte en Chile, ya que no hay ningún permiso que te permita practicar tu actividad fuera de la franja horaria habilitada. Las autoridades deben entender que nosotros trabajamos en esto. yo no voy a jugar con la moto. Ni la Federación, ni el Estado nos ha habilitado un permiso que nos permita hacer nuestro trabajo. De alguna u otra manera nosotros nos las tenemos que ingeniar para mantenernos activos y no perder tiempo.

-Dentro del deporte motor nacional, el motocross es una de las categorías más potentes del país. ¿Usted cree que este parón significará una baja considerable en el nivel de los deportistas nacionales?
-De todas maneras. Es solo ver que los niños que son el semillero de nuestro país no están viendo actividad deportiva, no ven a sus referentes locales, no tienen al roce de las pistas, no tienen campeonatos que disputar. Los días siguen pasando y ellos no tienen la oportunidad de entrenar. Cada día se pone más difícil, es solo ver la realidad que viven los norteamericanos. Aquí tienen competencias todos los fines de semana. Por ejemplo, yo estuve el primer trimestre entrenando allá con tres chilenos más y teníamos un nivel súper parejo, luego volví a Chile por dos meses, regresé a Estados Unidos y ellos ya estaban uno o dos escalones sobre mí. Ahí te das cuentas que si las competencias no vuelven en Chile, nuestros pilotos se quedarán estancados.

-En Estados Unidos ya hay público asistiendo a las diferentes competencias que se están desarrollando ¿Cómo fue para usted el reencontrarse con los fanáticos?
-Fue un golpe de motivación super importante. Era un poco frustrante hasta cierto punto el hecho de estar entrenando y pensar ¿qué saco con hacer esto si no hay campeonatos? Cuando se abrió la puerta de viajar a Estados Unidos lo aproveché y logré volver a motivarme con esta actividad que llevo realizando desde pequeño. Ojalá que se les abra esta puerta a muchos más deportistas…