FÚTBOL CHILENO

El uruguayo-chileno que crece con Forlán: "Me gustaría jugar en la U; la hinchada me atrapó"

Andrew Zamorano es dirigido por el ex delantero en Atenas, cuadro de la Segunda División charrúa. "Es un orgullo que él me esté guiando", sostiene en charla con AS.

El uruguayo-chileno que crece con Forlán: "Me gustaría jugar en la U; la hinchada me atrapó"

"Tengo buena técnica, una zurda bastante linda y soy muy ofensivo. Es un arma que creo que es lo mío: pasar, pasar, pasar y evitar cansarme para atacar en todo momento", relata Andrew Zamorano (26) en diálogo con AS. Es el uruguayo-chileno que, como fanático, sufrió a la Roja en Copa América (puedes revisar su experiencia, aquí). Como futbolista, en tanto, defiende a Atenas, en la Segunda División charrúa, y Diego Forlán es su entrenador: "Es un orgullo que alguien de esa jerarquía te esté guiando, aconsejando y dándote herramientas como para triunfar en este sueño".

Los elogios para Forlán, eso sí, continúan. "Es un orgullo por el hecho de todos los logros que tiene a nivel individual y grupal. Jugó en Europa, en la Selección, en Peñarol", añade el lateral izquierdo, que en esta charla también manifiesta que le gustaría jugar en Chile. Es el país de su padre, quien estuvo en Palestino hasta los 17 años. "Mi objetivo es tratar de ascender con Atenas y salir de Uruguay. Me encantaría poder contactarme con algún equipo chileno. Tengo eso como objetivo. Sé que la tengo que romper en lo individual y dependo mucho de lo grupal", cuenta Andrew.

- ¿A Forlán lo ve como un referente, un ídolo?
- Como las dos cosas, pero no me queda más que verlo como mi DT, y dejar de lado todos sus logros. Aunque no puedo evitar preguntarle sobre algunas anécdotas de su carrera.

- ¿Cómo es eso?
- Tipo, en el Mundial del 2010, cuando hacía los goles con la Jabulani, que todo el mundo hablaba de que la pelota era súper difícil. Salió mejor jugador de ese Mundial. El hecho de que le pegue con las dos piernas, prácticamente como si no tuviera piernas inhábiles (ríe)... Esas cosas. Lo ves entrenar también, porque lo hace un poco a la par de nosotros, y ahí es cuando trato de imitar gestos, la picardía, para ir mejorando día a día.

- ¿Cómo es Diego Forlán fuera de su rol como entrenador?
- Es lo más humilde que hay. Uno lo ve por la tele, y parece un tipo serio, como que vive en su burbuja. Pero en realidad es un tipo dado, que no tiene problemas en socializar y hablar con todas las personas. Es de lo más simpático que hay. Si se tiene que reír, se ríe, y cuando se tiene que trabajar, se trabaja. Él también mete chistes. Es como tener un compañero más, solo que tiene el cargo más alto.

"La U me gusta hace mucho tiempo. La hinchada me fue atrapando y la camiseta también se ve linda".

- ¿Le gustaría jugar en Chile?
- Sí. De hecho, es un propósito que tengo, de jugar en algún equipo grande y poder triunfar ahí. Es parte de mi meta.

- ¿Algún equipo en especial?
- La U me gusta hace mucho tiempo, por más que mis primas se enojen. Ellas son cruzadas.

- ¿Qué le llama la atención de la U?
- No sé. Me gustó hace años. Lo que era la hinchada, el equipo, me fue atrapando. La camiseta también se ve linda.

- ¿Alguna vez lo han llamado desde Chile?
- Sí. De hecho, el año pasado, cuando estaba logrando el ascenso (a Primera División) con Villa Española, Unión San Felipe se interesó en mí. Se contactaron conmigo, me querían llevar, pero al final decidí quedarme en el proyecto de Atenas.