ENTREVISTA AS

Los desconocidos detalles del primer paso de Dituro por Celta

Fonsi Valverde, DT del ex UC en su paso por la filial del cuadro hispano hace una década, recordó para AS Chile esos días: "Tenía unas condiciones más que aceptables".

0

Fonsi Valverde fue el entrenador que recibió a Matías Dituro en el equipo filial del Celta de Vigo cuando el ex arquero de Universidad Católica llegó al club, en 2011, con la intención de en algún instante ascender al primer equipo del cuadro gallego. La aventura del arquero argentino duró solo una temporada, pero una década después estará de vuelta en el club, como flamante refuerzo del elenco que conduce el también trasandino Eduardo 'Chacho' Coudet.

Alejado hoy del fútbol competitivo, Valverde, de 54 años, recordó para AS la primera etapa del ex cruzado en el equipo gallego de proyección. "Matías no encajó bien en aquella época. Estaba previsto que fuera el portero del Celta B entonces e incluso tercer portero del primero equipo, porque a veces entrenaba con ellos. En el filial si jugó de titular casi todos los partidos, porque yo fui un entrenador que tampoco acabé en esa temporada. Pero el tiempo que estuvo conmigo sí jugaba y a mí me parecía un portero súper correcto. Lo que sí es cierto que el equipo no llevaba una buena dinámica y él tampoco estaba contribuyendo a que el equipo fuera mejor", manifestó desde España.

- Le tocó afrontar un momento difícil entonces.
- Claro, pero tengo que reconocer que tenía unas condiciones más que aceptables para poder llegar a ser un buen portero. Pero es verdad también que entre que el equipo no estaba sacando buenos resultados y él tampoco estaba con confianza en su juego, pues se puede calificar que ese inicio de temporada en el filial no fue seguramente todo lo bueno que Matías hubiese querido.

- ¿Usted conversaba con él en torno a lo que estaba viviendo personalmente en su llegada al club?
- Sí, pero las conversaciones justas. Tampoco había que preocuparse en exceso. Nosotros éramos un filial joven en aquella época, tal vez el más veterano era él. Yo recuerdo que él ya tendría sobre los 23 años y los demás eran todos jugadores jóvenes. El objetivo del filial en esa temporada en la segunda B, la tercera categoría profesional de España, era salvar la categoría. Y en esas estábamos, estábamos cuartos o quintos por la cola. Intentábamos salvar la categoría, lo que para ese equipo y en ese momento era más que suficiente.

- ¿Recuerda el tenor de esos diálogos?
- Mira, las conversaciones que yo mantenía con él eran las justas. Desde mi punto de vista, le daba tranquilidad. Si en un partido no había tenido una actuación brillante o no paró un gol que sí podía haberlo parado, tratábamos de darle tranquilidad y aportarle confianza. Durante la semana era un profesional, trabajaba muy bien y no había ningún tipo de reparos. Simplemente que cuando compite un jugador, el entrenador le pide que lo haga al mayor nivel posible. No era necesaria una excesiva información, yo veía al chico tranquilo.

- ¿Después pudo seguir la carrera de Dituro o le perdió la pista desde España?
- Pues sinceramente no. La verdad es que como que se perdió en las terceras categorías de otras ligas. Pasó por varios países de América y desde la distancia de acá uno le pierde la trayectoria. Aquí realmente la noticia sorprendió mucho y a mucha gente. Sobre todo a los que tienen memoria de la presencia de Matías en el filial. Reconozco también que nos sorprendió a quienes hemos estado metidos con él en el filial en ese momento. Yo estoy un poco afuera del fútbol, no estoy entrenando en este momento. Pues mucha gente de mi entorno no se acordaba de que Matías estuvo en el Celta. No sabía ni siquiera que había estado en el Celta B de aquella época.

- ¿Se atrevería a anticipar cómo le puede ir en esta segunda pasada por el club?
- Lo que pasa es que los jugadores pueden experimentar evoluciones muy dispares. Yo hace 10 años era un entrenador bastante joven para un filial y tenía toda la ilusión por entrenar en equipos más profesionales. Sin embargo, 10 años después mi labor profesional va por otro lado. Matías tampoco tuvo un buen desenlace en ese momento en el Celta, pero su trayectoria fue llevándolo a un mayor rendimiento y acaba ahora haciendo unas buenas temporadas en Chile.

- ¿Es cierto entonces eso de que los arqueros maduran tarde en el caso de Dituro?
- Mira tú las curiosidades de la vida, el entrenador del Celta actual es el que se fija y quiere ficharlo. Estas son las vueltas que te da el fútbol, que no esperas. Lo que sí tengo claro es que si Coudet quiere a Matías Dituro es porque estos últimos años ha tenido un rendimiento muy bueno y ha experimentado una mejora importante, sobre todo a nivel de confianza. Él las condiciones sí las tenía.