ASCENSO

"Francisco Bozán tendría que ser un ejemplo, porque comanda un grupo; fue una falta de respeto"

En el duelo entre San Luis y la UdeC, el DT canario protagonizó una polémica acción ante un rival. "Empujar a un compañero fue lo que rebalsó el vaso", dice Lionel Altamirano a AS.

0
"Francisco Bozán tendría que ser un ejemplo, porque comanda un grupo; fue una falta de respeto"
ANDRES PINA PHOTOSPORT

El duelo entre San Luis y la Universidad de Concepción se definió con un polémico golazo: a los 88', y en posición de adelanto, Andrés Lioi anotó en el Lucio Fariña. Así, el equipo quillotano salió del fondo de la tabla. Sin embargo, esa no fue la única gran incidencia del partido, disputado este jueves y válido por la jornada 12 del Ascenso. También hubo un fuerte encontrón entre los integrantes de ambos elencos.

Tras el tanto de Lioi, y con la UdeC buscando el empate, Francisco Bozán, DT canario, se entrometió en un rápido saque de banda de Hardy Cavero. Eso desató la molestia de los visitantes, quienes encararon al entrenador. "Creo que se portó mal el cuerpo técnico de San Luis", dice Lionel Altamirano en AS. "Durante todo el partido ellos estuvieron hablando, protestando, gritándonos", añade el ariete del Campanil.

El descargo de Altamirano continúa: "Eso no está bueno, porque Bozán y su cuerpo técnico tienen que ser el ejemplo, porque supuestamente son los que comandan un grupo, y eran los primeros que gritaban y se metían adelante. Aparte, era un técnico que había pasado por la institución. Pero ya está. Ya quedó en el pasado. Nosotros tenemos que pensar en lo que viene, pero me pareció una falta de respeto".

"Creo que eso de meterse delante y empujar a un compañero fue lo que rebalsó el vaso. Por eso, varios lo fuimos a buscar. De ahí se metió el entrenador de arqueros, también gritando. Fueron a gritar el gol al banco nuestro. Está bueno porque es fútbol, pero me parece que tienen que respetar y respetar su lugar, y dar el ejemplo a sus jugadores", profundiza Altamirano, quien jugó los 90 minutos ante San Luis.

A pesar de que el atacante reconoce estar "triste y un poco amargado, por el tema de que era el partido que nos prendía en la lucha, que teníamos que ganar", deja un mensaje de optimismo. "Hay que seguir trabajando y tratar de ganar los partidos que se nos vienen ahora", cierra Lionel Altamirano. En la próxima fecha del torneo, los penquistas -séptimos con 16 puntos- recibirán a Magallanes. Allí habrá revancha.