ENTREVISTA AS

"Tres años de sacrificio": multicampeón con Cobreloa se lanza como DT

El ex volante 'Limache' González recibió el título de técnico y se pone importantes desafíos: "Espero dar lo mejor de mí, como lo hice cuando jugué".

0
"Tres años de sacrificio": multicampeón con Cobreloa se lanza como DT
Cedida

Juan Luis 'Limache' González se retiró del fútbol profesional en 2014, actuando por Antofagasta, luego de una carrera de 20 años, que tuvo como puntos cúlmines un tricampeonato nacional en Cobreloa y otro título con Everton. Siete años después, el ex volante suma otro logro en su vida, pero esta vez en el plano personal, ya que se recibió de técnico. Y esto no es todo: el ex volante también traza líneas de un nuevo proyecto individual, que tiene como eje su retorno al fútbol profesional ahora como DT.

"Fueron tres años de sacrificio, de viajar todos los domingos a las 11 de la noche desde acá de La Serena en bus hacia Santiago. Llegar a las 5 ó 6 de la mañana para después llegar caminando al INAF y después estudiar de las 8 hasta las 6 ó 7 de la tarde fue complicado. Pero después uno ve los frutos y ahora tengo mi título de director técnico para empezar ahora en una carrera que va a ser completamente distinta fuera de la cancha. Y espero dar lo mejor de mí, como lo hice cuando jugué", manifiesta 'Limache' González a AS.

-¿Con qué sensación terminó sus estudios? ¿Sintió que enriqueció la vivencia que tenía?
-Sí, por supuesto, me ordenó en lo que uno sabe del fútbol. A mí lo que me motivo a hacer el curso de director técnico fueron mis niños de mi academia de fútbol, que yo formé cuando me retiré el año 2014. La verdad es que uno sabe harto después de salir del fútbol, después de entrenar por 20 años en distintas formas, pero esas cosas tú no se las puedes hacer a los niños. Entonces, el INAF me ordenó todo esto, lo que yo sabía, para a los niños desde 5 ó 6 años hacia arriba hacerles los ejercicios que corresponden.

-¿Cuáles son sus expectativas?
-Mira, la verdad es que el año 2019 agarré las Sub 16 de La Serena, a principio de año, y a mitad de año salimos campeones al tiro. Fue una muy buena categoría la que agarré ahí en La Serena y me gustó la formación de niños, pero mi aspiración es dirigir en el fútbol profesional. Eso es lo que aspiro y de ahí hacer una carrera como director técnico.

-Salió campeón con Cobreloa y Everton y su nombre se vincula con esos equipos. ¿Le gustaría dirigir ahí?
-Sí, por supuesto. Mira, yo me inicié acá con La Serena y salí campeón (del Ascenso) también con La Serena. En todos los equipos en que jugué tengo las puertas abiertas, saben lo que soy como persona y ahora cómo voy a ser como director técnico. Siento que esas puertas van a estar abiertas para un día pronto o más lejano voy a estar dirigiendo a esos equipos. Sería un orgullo dirigir a Everton, al mismo Cobreloa, que son equipos con los que uno salió campeón.

El fútbol de hoy

-¿Cuál es su idea respecto cómo quiere que jueguen sus equipos y en cuanto también a la forma de relacionarse con el jugador?
-Tengo súper claro el sistema de juego que yo quiero utilizar. En la Sub 16 de La Serena jugaba con un 4-3-3 porque tenía los jugadores para jugar así. Y si yo voy a un equipo y empiezo a decirles a los dirigentes los jugadores que yo quiero para mi sistema de juego, lo voy a hacer. Va a cambia en qué forma mi sistema de juego cuando tú agarras un equipo que ya está formado con jugadores. En esa situación, yo tengo que ver los jugadores que están en ese equipo y ver ahí sí puedo jugar con el sistema que me gusta a mí. Si no, podré jugar con otro sistema, pero siempre con la idea que yo quiero, que es jugar ofensivamente. En este plano, yo creo que todo es darle la confianza al jugador para que dentro de la cancha se entregue completamente.

-¿Qué balance hizo de su primera experiencia como DT en el fútbol joven de La Serena?
-Mira, con el asunto de la pandemia dejé de dirigir el equipo, por la situación también de que se acabó el fútbol joven. Me dijeron que cuando se retomara lo del fútbol joven que estaban las puertas abiertas para volver. Pero con toda esta situación, yo me dediqué a hacer una empresa y, en estos momentos, estoy con la empresa dándole hacia arriba.

-¿Tiene uno o algunos entrenadores como referentes?
-Esta pregunta es difícil, porque la verdad es que, a todos los técnicos que tuve durante mi carrera, a todos les saqué algo. Tenía claro que, a cada técnico, había que sacarle algo, lo positivo en todo el tiempo que lo tuviste. Y esas cosas se van juntando y después hace una sola. Creo que todos los técnicos te dejan algo positivo. No te podría decir me quedó con este técnico en particular, a todos les saqué algo y eso era lo que quería yo. Siempre yo les decía a los jóvenes ‘Nosotros somos 30 jugadores y ustedes tienen que ver a cada uno y sacar lo positivo de cada jugador, porque eso les va a servir para su carrera más adelante’.

-¿Ha cambiado mucho el fútbol actual?
-Sí, ha cambiado completamente. Sobre todo si nosotros lo miramos hacia atrás, considero que el fútbol de nosotros estaba en un buen nivel, pero ahora ha bajado mucho. Ahora lo bueno, eso sí, es que les están dando más posibilidades a los jóvenes para puedan salir nuevos futbolistas profesionales, pensando en la generación de la Selección que se está acabando. Eso es importante, darles más posibilidades a los más jóvenes para que debuten, hagan su carrera y después por qué no pensar que puedan estar en la Selección.

-¿Qué le parecen los comportamientos de hoy de los jugadores?
-Mira, la verdad es que a veces la actitud de muchos jóvenes está radicada en otras cosas. Ahora nosotros estamos viendo los cortes de pelo, los autos, los tatuajes y la verdad es que, por ahí, veo que muchos jóvenes llegan a un camarín y no saben si el compañero del lado es casado o si tiene familia. Para mí, con este tema de la tecnología, cada uno anda con su celular –me imagino yo- dentro del camarín. Entrenan, llegan, se bañan y se van. Creo que esas cosas son complicadas, porque estás todo el día con tu compañero y tienes que saber si tiene algún problema. Uno tiene que conocer al compañero, eso es fundamental, porque hace que todos se van a unir más y pelear cosas importantes en el fútbol, como es salir campeón, que es lo que importa. Pero a veces estas pequeñas situaciones, a veces, te pasan la cuenta.

-Usted quiere ser entrenador y deberá lidiar con esto. ¿Se pone en el escenario de qué hacer al respecto?
-Mira, yo lo he pensado harto eso. Por ahí, yo soy de la escuela antigua, de lo que a mí me enseñaron. Tuve grandes jugadores como compañeros y me enseñaron mucho. Eso lo llevé hacia adelante cuando empecé a jugar. Ahora, yo como técnico tengo que explicarles a los jóvenes la situación de cómo es el fútbol, que lo vivan. Yo creo que eso es fundamental. No pensar en cosas extrafutbolísticas, nooo. Si todas las otras cosas vienen solas, pero si yo ando bien y me entrego al máximo, se me van a abrir muchas más posibilidades. Casi todos los jugadores que se inician en el fútbol profesional quieren vestir la camiseta de Chile, pero para llegar a eso ¿estoy haciendo bien mi trabajo?, ¿me estoy dedicando al 100 por ciento en mi trabajo para vestir la camiseta de Chile? Eso es fundamental y lo principal es explicarles a los jóvenes para que lleguen a eso, a ver a un Alexis Sánchez de nuevo, a un Vidal, a un Charles Aránguiz, a un Eduardo Vargas, a un Claudio Bravo. En estos momentos, ellos son fundamentales en la Selección. Hay que inculcarles a los jóvenes todo el sacrificio que hicieron para llegar ahí. En el fútbol a nadie le regalan nada.