ENTREVISTA AS

La aventura de Collao en Croacia: "Es una vitrina para las grandes ligas de Europa”

Gonzalo Collao vive su segundo desafío lejos de Chile. El portero reflexiona sobre su carrera: el significado de la U y el paso por Extremadura.

0
La aventura de Collao en Croacia: "Es una vitrina para las grandes ligas de Europa”

Hay 30 grados en Pula y Gonzalo Collao se sienta para conversar con AS a través de Zoom. Son seis horas de diferencia entre Chile y Croacia. El portero, que acaba de ser presentado en el NK Istra 1961, pregunta por la temperatura en Santiago: "Te voy a mandar diez grados", bromea tras la respuesta. El ex jugador de la U demuestra alegría. Saltó de la tercera categoría española a una Primera División. Su nuevo desafío en Europa lo tiene ilusionado y más cerca de sus principales sueños.

"Llegué a Croacia hace 15 días. Hay un gran nivel entre los compañeros y he notado que la liga es de mucha calidad. Es física y técnica. Si no estás bien, llega un jugador más grande y te quita la pelota. Literalmente. La preparación es muy buena, así que todos los partidos son peleados", cuenta Collao, quien aprovecha la instancia para reflexionar sobre otros momentos de su carrera. Lo que significa la Universidad de Chile, el duro momento que vivió en Extremadura y su paso por la Roja.

- ¿Qué factores lo llevaron a aceptar esta propuesta desde la liga croata?
- Primero, la vitrina que te da el fútbol croata. Segundo, que es un fútbol muy físico y el club está en Primera. Tercero, que compites con equipos grandes, que están constantemente metidos en Europa o en Champions. Y como es parejo, te ilusionas con llegar a esos niveles. Acá si haces bien las cosas, peleas palmo a palmo. Piensas ‘yo también quiero estar’. Aquí voy a seguir mejorando. Tal como lo hice en España, cuando analizaba en qué aspectos podía crecer.

- ¿Y qué detectó en ese análisis?
- Lo veía desde la posición del arquero, que mira el campo en todas sus dimensiones. Así uno puede pensar por dónde atacar, cómo puedes ser una opción de pase para tus compañeros y cuán importante es dar un pase hacia un lado o el otro, dependiendo de la tendencia de presión. Con eso te transformas en una ayuda para el entrenador, porque le haces más fácil el trabajo. Si tienes un arquero, un volante y un delantero con gran visión de juego, el equipo mejora mucho.

- Me habló de que Croacia es una vitrina. ¿Siente que puede ser un trampolín para llegar a una de las cinco grandes ligas?
- Sí, totalmente. El otro día fui al partido, me tocó estar fuera (aún no llegaba el CTI) y había veedores de 15 partes distintas. Asisten y están ahí porque cada partido es importante. Pero lo primero que busco es estar bien con mi equipo, aspirar a lo máximo y a consecuencia de eso, dar el salto. Si tenemos una buena campaña, nos va a ir bien a todos.

- ¿Cuándo podrá debutar?
- En estos días debería llegar el transfer y ya tendré disponibilidad absoluta para cuando el entrenador me necesite. No es algo que depende de mí, pero yo estaré preparado.

Collao y la Roja: Rueda, Lasarte y su gran sueño

La U: qué significa la institución para Collao

Collao, junto a Guerra y De Paul en la U.

- A propósito de la U. ¿Qué valor tiene esa institución para usted?
- La U me formó durante ocho años. Llegué a los 14 desde Coquimbo, a vivir solo. Allí conocí gente con los que comparto hasta hoy y a profesionales con los que sigo trabajando. Es un club donde te terminas enamorando de su hinchada.

- ¿Tanto así?
- Siempre pongo el caso de ese partido con Iquique... ¡había 47 mil personas!. Esa sensación de entrar a un estadio y que la piel se te ponga de gallina, no es común. La U es eso: el lugar donde me crié. Salí de mi casa hacia otra parte, pero siempre estará la sensación de volver a tu casa.

- ¿Entonces le gustaría regresar en algún momento?
- Sí, claro, pero mi carrera presente está en Croacia. Quiero crecer lo máximo posible para llegar a jugar en las mejores ligas, que es lo que siempre he querido. Se dio la oportunidad de ir a España y la tomé, porque quería salir de mi zona de confort, del nido. Quería estar fuera y probar otras cosas. Ahora estoy en otro lugar y también es espectacular.

Su estadía en Europa y la increíble ciudad que lo recibe

- El paso por España tuvo varias dificultades. ¿Cómo logró superarlas?
- Aproveché las adversidades de todas partes. Todo lo que pasé en España lo ocupé como una oportunidad. Aunque yo no tuviera nada que ver, pensaba en qué podía hacer yo para mejorar esa situación. Crecí en diez mil aspectos. Fue el año y medio de mayor crecimiento en mi vida.

- Y con la pandemia entre medio...
- Imagínate, estuve encerrado en casa tres o cuatro meses, sin poder hacer nada. Y tenía que buscar cómo mantenerme (físicamente). Ponía colchones en el piso y comenzaba a entrenar, Tenía sesiones dobles con el coach, aprendí a analizar partidos y tenía jornadas para entrenar la mente, porque había tanto tiempo, que debía ocuparlo en algo. Ahora pienso que todo eso me sirvió.

- ¿Le gustó el país?
- Sí, la cultura, la gente y el lugar donde viví. La comunidad Extremadura es muy linda. Tiene muchas cosas que te van enamorando. En vacaciones fui a Valencia y la encontré preciosa. Conocí bastantes lugares de España. Tiene una calidad de vida muy buena y te termina gustando. Pero tocaba salir y conocer otras cosas, ¿no?

- ¿Y la nueva ciudad (Pula) es aún mejor?
- En España yo vivía en Almendralejo, que es una zona cercana a Mérida. En Mérida hay mucha influencia de Roma porque era como la ciudad de vacaciones para los romanos. Acá es lo mismo, pero con playa. Tengo una a cinco minutos. Es una zona muy turística. Ahora hay mucha gente de vacaciones, de Alemania, Suecia, Dinamarca. Acá me abrieron las puertas y creo que es un lugar muy lindo para vivir.

Collao en Mérida, antes de partir a Croacia.