UNIVERSIDAD DE CHILE

La fórmula exitosa de Valencia

El DT apostó por un nuevo orden posicional, olvidando el esquema al que se había mantenido invariablemente fiel, y la U da muestras de otra consistencia futbolística.

0
La fórmula exitosa de Valencia
DRAGOMIR YANKOVIC/PHOTOSPORT

Si Esteban Valencia pretende extender su interinato en la conducción de Universidad de Chile hasta fines del 2021, sin duda que el DT dio un buen paso para lograr su objetivo en el clásico universitario y posteriormente con el 3-1 ante O'Higgins. Los azules también vencieron a la UC por 2-1 y, desde el punto de vista futbolístico, ambos encuentros estuvieron marcados por una innovación táctica implementada por el sustituto de Rafael Dudamel que le dio buenos resultados.

Valencia modificó el sistema de juego que había empleado inalterablemente desde que dirigió por primera a los estudiantiles, en el triunfo por 1-0 contra San Luis en la Copa Chile. Hoy, la U se organiza posicionalmente con un esquema 1-4-3-1-2 y va adquiriendo una consistencia en las fases ofensiva y defensiva del juego, que justificadamente la tiene en los primeros lugares del Campeonato Nacional 2021.

Doble '9'

La principal variante de Valencia aconteció en la línea de ataque. El cuadro azul sustituyó el diseño de un centrodelantero y dos punteros por la estructura de un doble '9', comandado por Joaquín Larrivey en compañía Franco Lobos. Y curiosamente, con un hombre menos en el sector ofensivo, la U ataca más y mejor.

Por ejemplo, ante la UC Larrivey se mantuvo en la pugna permanente con los centrales rivales y Lobos se movió con libertad por los flancos del ariete argentino, sin abandonar eso sí la zona frontal del área penal. Por contextura física, juego de espalda al arco oponente y claridad para atacar los espacios libres, Lobos ha cumplido con creces con esta su nueva labor. Es un '9' secundario, con la movilidad apropiada para entrar permanentemente en acción y hacer jugar también a Larrivey.

Otro mediocampo

Donde también ha tenido impacto la innovación de Valencia es en el sector del mediocampo. La U pasó de la figura de un doble '6' junto a un '10' o, en otros casos, de un volante central y dos mediocampistas mixtos a un orden posicional en "rombo", con cuatro hombres en la mitad de la cancha: Sebastián Galani en la contención, Gonzalo Espinoza y Mario Sandoval como interiores y Marcelo Cañete de volante creativo u ofensivo.

Específicamente, la labor del del doble '8' tuvo mucha importante en el desarrollo del clásico. Espinoza y Sandoval atacaron y defendieron con eficacia, cerrando espacios por el centro y acompañando a Galani cuando la UC manejó el balón. Con los azules en la etapa de construcción de juego, ambos también se unieron con celeridad al trabajo de Cañete en este sentido.

La escena se repitió en la victoria frente a O'Higgins y a esto agregaron la sensación de que el trío que respalda la función creativa de Cañete cada vez se compenetra más. Por ejemplo, ante los rancagüinos, en momentos, Sandoval asumió el rol de volante central y Galani se posicionó de mediocampista mixto por la izquierda. Esto probablemente para aprovechar la precisión en los envíos largos de Sandoval durante la fase inicial de construcción de juego.

El nuevo contexto táctico además favorece a Espinoza. Es un hombre de ir mucho en ataque sin una garantía plena de retrocesos prontos y ajustados posicionalmente, por lo que el hecho de que Galani y Sandoval le cubran la espalda asegura el equilibrio en la zona media. De hecho, anotó contra O'Higgins un tanto de buena factura colectiva, llegando al área local en forma sorpresiva.

Laterales de ataque

Finalmente, la gran novedad en la defensa acontece en la esfera de las tareas y funciones de sus integrantes. Valencia no se desarmó la línea de cuatro hombres que ha empleado en su etapa en el primer equipo de la U, pero sí los laterales (Yonathan Andía y Mauricio Morales) han adquirido un rol más permanente y hegemónico en la faceta ofensiva.

Ambos son agentes de ataque continuo. La eliminación de punteros, para dar paso al diesño del doble '9', les permite contar con amplio espacio por delante para asumir circunstancialmente la misión de 'abrir la cancha' (Amplitud), atacando por las puntas (Penetración) y así garantizar el suministro de juego desde los costados hacia los arietes. Contra la UC, los dirigidos por Valencia abrieron la cuenta con una asistencia de Morales, lateral izquierdo azul, a Larrivey durante el complemento.