ENTREVISTA AS

"Valencia conoce al plantel; habría que darle confianza"

Pablo Galdames, el padre de los futbolistas formados en Unión Española, se refirió a la posibilidad de que Esteban Valencia siga al mando de la U.

0

El triunfo de Universidad de Chile sobre Universidad Católica en el clásico ha vuelto a reavivar el debate sobre si Esteban Valencia debe continuar al mando de los azules.

En ese sentido, Pablo Galdames padre, ex compañero del "Huevo" en la U, habló con AS Chile, se refirió a esta posibilidad y analizó el clásico universitario donde vencieron los laicos.

- ¿Vio el clásico? ¿Qué le pareció?
- Sí, lo vi a ratos. Bien, clásico positivo porque ganó uno de los dos, teniendo en cuenta que los últimos clásicos entre los grandes no habían sido muy entretenidos. En este por lo menos hubo goles y se vio un equipo que quiso ganar en todo momento, como la U, que lo buscó. Mereció ganar, fue superior a Católica en el segundo tiempo y lo pudo reflejar en el resultado.

- ¿Cuánto influye Joaquín Larrivey?
- Es un goleado nato, que le faltaba hacerle goles a un equipo grande. Y esto lo digo con mucho respeto y entendiendo que es un jugador importante para la U. Viene convirtiendo, pero sentía que le faltaba marcar en un clásico y coincide con que la U venía en alza, con que ha tenido una gran mejoría de Dudamel a Valencia y eso por supuesto que lo hace que sea un equipo ganador, protagonista y que esté peleando arriba. Es un equipo en el que se invierte mucho, tal como en Católica o Colo Colo, que hizo una limpieza, está peleando arriba y es lo que esperamos de los equipos grandes.

- ¿En qué ha mejorado la U desde que se fue Dudamel?
- Capaz que en la parte ofensiva. Se ven más sueltos, con menos obligaciones defensivas de los delanteros, aunque igual con Esteban ha cambiado el sistema. Con Dudamel jugaban con dos extremos que tenían la obligación de defender y muchas veces el trayecto era demasiado largo, se quedaban sin piernas. Por ahí el equipo se veía bien en lo defensivo, pero en ofensiva le faltaba aire.

- ¿Le queda la sensación de que igualmente tiene un mediocampo poco protagonista?
- Puede ser, cuando un equipo no funciona, uno busca soluciones dentro del mismo sistema o con los nombres. La U todavía es un equipo en formación, a pesar de que también hubo una limpieza y hay jugadores que han marcado diferencias este año. No sé si faltará algo en el mediocampo. Creativos, si lo comparamos con el plantel donde estaba yo, hay una diferencia, no hay un Leo Rodríguez, que siempre pedía la pelota, iba para adelante, era el dueño de la pelota parada. Un jugador así, hoy no está. Y a lo mejor pasa lo mismo en otros puestos.

- Para usted, ¿Valencia debe continuar como técnico?
- Creo que lo ha hecho bien, el equipo ha mejorado. Si llega otro técnico va a tener que pasar un tiempo de conocimiento o adaptación. El “Huevo” ya estaba en el club, conoce a los jugadores, si bien es cierto que quedó fuera en Copa Chile con un rival débil, en el torneo local le está yendo bien, de cuatro partidos ganó tres, el rendimiento es altísimo y habría que darle confianza. A lo mejor no ponerle plazos, pero esperar un poco a ver cómo responde el equipo, si se mete en zona de copas, si pelea el título y evaluarlo, como pasó con Unión Española. La U tiene un plantel rico en calidad y jugadores para pelear el campeonato.

- Muchos comparan el interinato de Valencia con lo que vivió César Vaccia hace más 20 años. ¿Qué similitudes y diferencias ve?
- La semejanza es que la situación es muy parecida, pero seamos realistas en que la diferencia de plantel es abismal. Si miras ambos equipos: atrás jugaba Cristian Castañeda, Ronald Fuentes, Ricardo Rojas, por izquierda estaba Rodrigo Tello, en el mediocampo nos peleábamos el puesto yo, Clarence Acuña y Luis Musrri, los tres éramos seleccionados, delante nuestro estaba el “Huevo” con el Leo Rodríguez, arriba jugaba “Heidi” González, “Chamuca” Barrera o Flavio Maestri. Mira los nombres, todos eran seleccionados. Esto lo digo con mucho respeto, hay una diferencia. El interinato puede ser similar, pero la calidad de jugadores y diferencia de plantel es gigante.

- ¿En aquella época veía a Valencia como futuro técnico?
- (Risas) No, la verdad que no. En ese momento éramos chicos. Yo tenía 26 años, él tenía uno o dos más y estábamos en plena carrera, pensando en que teníamos que ser campeones, ir para adelante. Era muy temprana la edad como para pensar que alguien iba a ser entrenador, sí veíamos a los más grandes como a Ronald Fuentes o Víctor Hugo Castañeda, cerca de tomar esa decisión y enfocarse en eso.