ENTREVISTA AS

"Me gustaría que Pablo fuera a España; tiene la calidad como para jugar en LaLiga"

Pablo Galdames padre habló con AS sobre lo que están viviendo Pablo, Thomas y Benjamín, sus tres hijos, también jugadores, formados en la cantera de Unión Española.

0

No todas las familias pueden decir que tienen tres integrantes jugando en el fútbol profesional. Este, precisamente, es el caso de Pablo Galdames, que tiene tres hijos profesionales, el mayor del mismo nombre buscando club tras acabar su vínculo con Vélez Sarsfield más Thomas y Benjamín, ambos en Unión Española.

Justamente el patriarca de los Galdames atendió a AS Chile vía telefónica para conversar sobre la actualidad futbolística de sus tres hijos. "Muchas veces las decisiones se toman en conjunto, así que me siento tranquilo, tampoco soy de los papás que presiona", adelantó.

- Se solucionó el problema contractual de Benjamín en Unión Española…
- Sí, costó bastante, esperábamos que fuera más simple, pero las cosas pasan por algo. Lo importante es que hoy está nuevamente considerado, ha tenido participaciones importantes, está tranquilo y de vuelta a pelear un puesto dentro de los concentrados.

- ¿Quedaron conformes?
- Lo que más quería Benjamín era jugar. Fuimos cautos, estuvimos llanos y predispuestos a que renovara su contrato, sentimos que lo que necesitaba era jugar. Dadas las circunstancias, ganando el sueldo mínimo, el que menos ganaba y con una proyección enorme, siendo seleccionado juvenil mexicano y chileno a la vez, a ocho meses de terminar contrato, sentimos que debía ser mejorado. Cedimos, cedimos mucho, pero se llegó a un buen arreglo, positivo, nos quedamos tranquilas ambas partes..

- ¿El tema de representar a México fue un tema que tomó Benjamín o fue hablado familiarmente?
- A él le hicieron un largo seguimiento, Benjamín destacó mucho en las cadetes de Unión Española, siempre capitán en su categoría, dos veces campeón, elegido el 2018 el mejor de la generación 2017, entonces no es un chico cualquiera. Lo convocaron y tenía el pasaporte vencido. En ese momento la selección Sub-20 de Chile, ni siquiera había entrenador. Benjamín volvió a ser convocado en México, viajó, conoció al grupo, al staff técnico, el CAR –el lugar donde entrena y concentra la selección mexicana- y volvió fascinado. Después entrenó con la Sub-20 de acá y fue una decisión que finalmente la tomó él. Le dimos opiniones y por una cuestión de carrera decidió representar a México, lamentablemente el Mundial no se dio y hoy por hoy Benjamín todavía puede decidir volver a jugar por Chile.

- Thomas se ha ido consolidando en la defensa de Unión.
- La verdad estoy muy contento por él, muy orgulloso, lo he visto entrenar, sacrificarse. Es un chico que todo lo que ha logrado se lo ha ganado a pulso. Después de la pandemia volvió a jugar y no soltó más la camiseta. Estando en pandemia, en el campo, él se preparó porque sabía que le iba a tocar jugar y le tocó retomando el torneo, en ese partido contra la Católica, hizo un gol y no salió más del equipo. Él se preparó, tenemos la suerte de tener una parcela en la cual los chicos pudieron entrenar y se les dio de buena forma. Cuando se reintegraron todos a los entrenamientos, estaban un poco más adelante porque habían seguido las pautas a full.

- ¿Entrenaban todos juntos?
- Sí. Pablo estuvo en Chile también, entrenaba dos veces por día, en la mañana con Vélez y por la tarde con sus amigos, su novia y los chicos. Una anécdota, a todos nos sirvió: yo de hecho bajé de peso, me puse a comer lo mismo que comían ellos y me sirvió mucho.

- ¿Fue real el interés de Colo Colo en Thomas?
- Sí, fue concreto. Hubo sondeos por parte de Colo Colo, de la dirigencia. Él tiene una cláusula d un millón 100 mil dólares, Unión no se movió de ahí, Colo Colo quería hacer una oferta por un poco menos, pero Unión se puso firme en el tema de la cláusula y no lo dejó ir por menos plata. Era una buena posibilidad, pero no se dio. Es algo que creo que a Tomi le va a pasar en algún momento, porque su rendimiento va encaminado hacia allá: ha jugado 65 partidos, convertido cinco goles, trabaja silenciosamente, suma entrenamientos en las tardes, tres veces por semana, aparte del club. Sabe que tiene un futuro enorme por delante, una personalidad que le abre el camino para ser seleccionado y está en esa vía.

- ¿Cómo evalúa los tres años de Pablo en Argentina?
- Cuando toma la decisión de ir a Vélez, creo que le vino en el momento justo. Podía crecer y dar un salto de calidad, entendiendo que su objetivo es jugar en Europa. Le faltaba algo y eso se lo iba a dar la competencia argentina, el día a día, entrenar con un grupo de futbolistas de alta competencia, jugar con rivales que están en otra frecuencia. Se fue sabiendo que al principio le iba a costar, pero ese tiempo de adaptación lo pasó rápido. Compitió por el puesto con Nicolás Domínguez, Gastón Giménez y Fernando Gago al principio, lo que lo hizo crecer.

- El panorama mejoró particularmente en el último año.
- Sí. Se fue Gabriel Heinze, llegó Mauricio Pellegrino y jugó prácticamente todo, torneo local, Sudamericana y Libertadores. Lo que le faltaba era que lo convocaran a la Selección Chilena y el llamado para la Copa América le vino justo. En ese sentido, contento porque él dio un paso muy importante en su carrera, lo coronó con la nominación y ahora esperando qué le espera para su futuro.

- ¿Dónde le gustaría ver a Pablo?
- Siento que Pablo, hoy por hoy, tiene el mercado abierto tanto para España como para Italia, a pesar de que tiene chances de Turquía y Arabia. Me gustaría que, por condición física, se fuera a jugar España. Tiene la calidad técnica como para jugar en la liga española, pero está la posibilidad de ir a Italia, le haría muy bien competir y jugar ahí. También va a necesitar un tiempo de adaptación, de conocimiento, pero está preparado.

- ¿Cómo lo ve actualmente?
- Lo veo bien, muy bien físicamente. Lo veo distinto, rápido, está entrenando en Unión y me dice “papá, siento que estoy un escalón o dos escalones arriba en cuanto a dinámica” y muchas cosas con respecto a los chicos que forman parte del plantel.

- ¿Qué consejo le da para su futuro?
- Lo conversamos con Leo Rodríguez, su representante y mi amigo personal, que más allá de las posibilidades que tiene, su futuro está en Europa. Ha trabajado para eso y qué más orgullo que mi hijo vaya al fútbol europeo, algo que no pude conseguir yo, pero siempre he dicho que las cosas que no pude conseguir yo, estoy seguro que las van a conseguir mis hijos. En ese sentido, las cosas que le digo son para que vaya hacia adelante, que tenga tranquilidad, el fútbol argentino lo hizo crecer mucho y está preparado. Ojalá se dé antes de que cierre el libro de pases.