ENTREVISTA AS

Fue campeón con Colo Colo y Unión y ahora inicia otra vida en Nueva York: "Estoy muy ilusionado"

Jose Luis Jérez logró tres títulos con el Cacique y una corona en Santa Laura. Hoy parte en Estados Unidos trabajando de pintor, aunque aguarda ejercer como DT.

0
Fue campeón con Colo Colo y Unión y ahora inicia otra vida en Nueva York: "Estoy muy ilusionado"
Cedida

José Luis Jerez está en la memoria de los hinchas de Colo Colo y Unión Española, ya que el ex volante y lateral izquierdo dio varias vueltas olímpicas en el país con albos e hispanos. El zurdo obtuvo un tricampeonato con el Cacique en la época dorada de Claudio Borghi como DT y, en el cuadro de Santa Laura, conquistó la corona de 2005. Además, tuvo la posibilidad de actuar durante tres años en el fútbol de Grecia y hoy nuevamente vuelve a salir del país, pero en una situación muy distinta. Jerez acaba de emigrar a Nueva York, Estados Unidos, donde momentáneamente labora como pintor, gracias al apoyo del también ex hispano Omar Riquelme.

"Estaba trabajando en el país, pero en el fútbol está complicada la cosa. Por el tema de la pandemia, las divisiones menores no están funcionando y llevan cerca de dos años paradas. Además, la paga en las divisiones menores es muy baja, se dignifica muy poco al entrenador de fútbol. Nosotros estudiamos la carrera, nos costó dinero también la carrera y muchas veces nos ofrecen una plata que es muy miserable. Cuesta entender el trabajo que realizamos en las divisiones menores e incluso en el profesionalismo también" cuenta Jerez a AS Chile desde Nueva York.

- ¿Qué busca hacer en Estados Unidos? ¿Le gustaría trabajar en el fútbol local?
- Mira, primero quiero agradecer a los chilenos que me recibieron acá, porque me han tratado espectacular. Héctor, que es muy amigo de Omar Riquelme, Panchito que también me ha ayudado mucho. Obviamente que llegar a un país que no conoces es muy difícil y gracias a Dios ellos me han acogido muy bien. En este momento estoy trabajando en un rubro que no es el mío, el de la pintura. Héctor me ofreció inmediatamente el trabajo y mi intención es trabajar ahora en esa área. Luego de a poco ir conociendo el país y acá hay muchas posibilidades de trabajar en el tema del fútbol. Acá se trabaja mucho el tema de las academias de fútbol y mi intención es buscar esa alternativa. Tengo que ir de a poco, por lo menos ya estoy trabajando y lo importante ahora es tener una estabilidad. Eso me va a permitir el día de mañana insertarme en el fútbol, que es lo que yo quiero.

- ¿Ha sido difícil insertarse en una actividad que usted no realizaba acá en Chile?
- Sí, un poco porque toda mi vida jugué al fútbol y después me dediqué a trabajar como entrenador de fútbol, en divisiones menores, en escuelas de fútbol. Siempre relacionado con el deporte. Igual acá es completamente distinto, acá hay que levantarse temprano, trabajar aproximadamente 8 horas que es lo que se trabaja en la construcción. Los primeros días me costó un poco, pero ahora me estoy adaptando. Estoy con muchas ganas de emerger y eso en un momento ayuda para que el agotamiento físico no pese tanto.

"Me encantan los objetivos, me gustan mucho los desafíos, los cambios también son importantes".

- Usted recién se instaló en Nueva York.
- Sí, llegué recién el sábado pasado. Igual ha sido interesante lo que he vivido, por ejemplo, ya pude andar solo en el metro de acá. Es una red muy amplia, entonces si uno no se ubica bien se puede perder. Me pude manejar bien en el metro, así que a soltarse no más.

- ¿Qué le ha parecido la vida en Estados Unidos?
- Ufff, acá todo es muy dinámico, la gente, por ejemplo. Me he cruzado con muchos latinos, se nota que es un país muy dinámico. Todo es comercio, no, la verdad, muy dinámico todo acá. Hay que adaptarse, así es Estados Unidos y sobre todo la ciudad en la que estoy.

"Llevaba muchos años trabajando en Chile y las posibilidades cuestan muchísimo".

- ¿Ya pudo trabajar de pintor?
- Sí, llevamos tres días de pintor. El primer día terminé un poco agotado, porque recién había viajado, pero de a poco voy adaptándome. Hay que adaptarse a esta nueva vida. Es la vida de un trabajador normal, siete u ocho horas diarias, y a eso claramente no estaba acostumbrado.

- ¿Qué opinó su familia cuando surgió la posibilidad de emigrar? Dejó a su esposa y tres hijos en Santiago.
- Mira, lo conversamos harto. No era fácil, porque tengo a mis hijos estudiando allá. Tengo al más chiquitito, Luis Felipe, que tiene solo años. Igual me costó dejarlo un poco de lado. Bueno, al final tomamos la decisión en dos meses. Al final dijimos “vamos para adelante, vamos buscando nuevos horizontes” para tener un mejor pasar con la familia también.

"Por suerte con el inglés me he manejado. Obviamente que me falta todavía".

- ¿Su idea es que su familia después se pueda trasladar a Estados Unidos?
- Claro, instalándome acá y teniendo un poco más de solidez, mi intención es que pueda venir la familia. Sin embargo, no tenemos una gran seguridad todavía. En un principio que vengan a visitarme de vacaciones en algún momento. Quiero estar un tiempo importante y después volver nuevamente a Chile, porque igual tengo hartos proyectos que hacer allá.

- ¿Se preparó algo en el idioma o llegó y partió no más?
- Mira, por suerte con el inglés me he manejado. Obviamente que me falta todavía, pero sí que entiendo todo. No ha sido difícil. Ha sido menos difícil que cuando me tocó jugar en Grecia. Volví allá tres años y al final salí aprendiendo a hablar griego. Creo que estando acá voy a aprender a hablar inglés mucho más fácil.

Jerez ganó dos título en 2006 y otra corona en 2007 con Colo Colo antes de emigrar a Grecia.

- ¿Qué le dicen los chilenos con los que se ha cruzado allá? ¿Lo reconocen?
- Sí, claro. Sobre todo los chilenos que me recibieron acá, que son los amigos de Omar Riquelme. Todos llevan muchos años acá en Nueva York. Se han portado un siete conmigo y eso ha permitido que para mí sea más fácil estar acá.

- ¿De todas formas, siente que para usted habría sido mejor no tener que salir del país?
- Uno siempre quiere trabajar en el país de origen y sobre todo en el ámbito donde estamos nosotros, que es el fútbol. Pero llevaba muchos años trabajando allí y las posibilidades cuestan muchísimo. Se cierran muchas puertas y también el pago a los entrenadores es bajísimo y, con eso, obviamente no se puede vivir. Es muy difícil generar recursos siendo trabajador de divisiones menores o siendo entrenador en un fútbol menor que la Primera División.

- ¿Baraja alguna idea de cómo lo va a hacer para lograr nexos y tratar de trabajar en el fútbol?
- Sí, como te decía, me encantan los objetivos, me gustan mucho los desafíos, los cambios también son importantes, conocer otro país, cómo es el ambiente del fútbol también. Es un desafío, me gustan los desafíos y, como te decía, quiero estar un tiempo acá, no sé unos tres, cuatro o cinco años, quién sabe y después claramente volver a Chile para ver alguna posibilidad de dirigir. Es un sueño que tengo desde que soy entrenador.

"Estoy contento con esta posibilidad, gracias a dios también ya estoy trabajando".

- ¿A nivel profesional?
- Sí, obviamente. Esta situación que estamos viendo tendrá que cambiar, llevamos dos años de pandemia y eso influye muchísimo en el ámbito del deporte, sobre todo allá en Chile. Pero tarde o temprano tendrá que cambiar y espero que las oportunidades vayan llegando.