Entrevista AS

"Me llegó la plata muy rápido, no estaba enfocado": el ex azul que hoy destaca en el Ascenso

Bryan Taiva ha sido una de las figuras de Deportes Santa Cruz, puntero del Ascenso. El atacante se inició en la U: "Me gustaría volver, porque soy hincha".

0
"Me llegó la plata muy rápido, no estaba enfocado": el ex azul que hoy destaca en el Ascenso

Bryan Taiva vive un renacer futbolístico importante en Deportes Santa Cruz. El atacante, nacido en las inferiores de Universidad de Chile, deambuló por diversos clubes: San Luis, San Marcos de Arica, Deportes Temuco y otros. Sin embargo, en ninguno encontró la continuidad que hoy sí goza en el cuadro de la Región de O'Higgins. A sus 26 años, dice haber conseguido la madurez de la que careció hace algunos años y que lo llevó a desaprovechar ciertas oportunidades.

El atacante debutó en 2014 en el 'Romántico Viajero', con 19 años: "Cuando uno es joven, a veces deja el fútbol de lado por otras cosas. A mí todo me llegó muy rápido... la plata, por ejemplo. Y hubo un tiempo en el que yo estaba enfocado en otras cosas y sentía que no tenía que dedicarme cien por ciento al fútbol. Hoy es distinto. El 'profe' (Osvaldo Hurtado) creo que valora cómo me entreno. Trato de dar todo. Tengo una madurez que antes no tenía, pienso las cosas antes de hacerlas. Estoy solo enfocado en rendir bien".

La historia de Taiva tiene muchas idas y vueltas. Una situación con la que debió convivir, incluso, desde juveniles. No muchos saben que el artillero inició su período de inferiores en Colo Colo, pero que por problemas contractuales decidió salir de ahí y finalmente recaló en el archirrival. "Juan Gutiérrez, gerente deportivo del Fútbol Joven, me vio a los 12 años, cuando yo jugaba en La Serena. Ahí ambos clubes hicieron un contrato y yo partí a Colo Colo. Estuve hasta los 15, cuando Gualberto Jara me dijo que no continuaba. Mi mamá fue a firmar el tema del papeleo para desvincularme, pero ellos no sabían que existía un contrato".

- ¿Colo Colo no sabía que existía un contrato?
- No sabían. El acuerdo era que Colo Colo se quedaba con el 70% de mi pase, mientras que La Serena tenía el 30%. Y como no sabían, en ese momento me dijeron que volviera a entrenar, porque obviamente no querían perder mi pase. Pero mi mamá les dijo que yo no estaba para el chiste de ellos, que si ya me habían echado que me iba. Así que La Serena se quedó con mi pase, pero yo no quería volver allá, tenía ganas de estar en un club grande. Así que estuve un mes sin entrenar, hasta que apareció la U.

- ¿Fue raro pasar de Colo Colo a la U? Por más que haya sido en inferiores...
- Sí, fue raro, pero yo estaba contento. A mí me gusta la U, soy hincha. La oportunidad de Colo Colo se dio cuando yo era chico y uno en ese tiempo quiere estar en un equipo mejor, con más comodidades. Y justo se dio la coincidencia que fue Colo Colo quien se acercó y habló con mis papás. Después llegó la U y me dieron la opción de una prueba directa con el equipo. En ese momento el 'profe' era Héctor Robles, él me dio la chance y quedó conforme con lo que mostré, así que me dejó al tiro. Ahí estuve de los 15 hasta los 23... la mayor parte de mi carrera.

- ¿Qué recuerdos le dejó su paso por la U?
- Para mí, la U ha sido lo mejor que me ha pasado en mi carrera. Ahí me entregaron muchas cosas y creo que lo que soy hoy se lo debo a la U. Tuve la suerte, además, de estar muchos años y pasé por muchos procesos. Incluso, fui sparring en la época de Sampaoli. Con ese tipo de técnicos uno aprende muchas cosas. En ese tiempo había que mostrar el trabajo al primer equipo y al final eso te ayuda. No sé... aprender cómo moverte a la espalda de los centrales, qué movimientos hacer, estar en constante movilidad. También estuve con Lasarte, con Beccacece, con Hoyos... creo que todos los entrenadores te dejan algo.

- Tras debutar en la U se fue cedido a San Marcos de Arica. ¿Fue difícil pasar de entrenar en el CDA, a hacerlo en un club donde, posiblemente, las comodidades no son las mismas?
- Claro, es difícil, porque pasas de tenerlo todo, en un club grande, a un equipo donde las condiciones quizá no son las que uno esperaría tener. Pero yo siempre he sido de barrio, he jugado ahí y no soy tanto de enfocarme en lo material, sino que entrenar bien. Claro que estar en la U te ayuda, porque tienes gimnasio, por ejemplo, u otro tipo de cosas. Pero nunca dudé ni me sentí mal cuando partí a San Marcos. Siempre tuve mis ideas claras y las ganas de salir adelante. Quería ganarme un puesto y solo pensaba en eso.

- ¿Le gustaría volver a la U?
- Si Dios quiere, claro. Me encantaría, la verdad. Pero todo eso depende de mí, de cómo ande. Uno siempre piensa en volver al club donde se inició. Y más que por una revancha para mí, por volver a estar y demostrar a los demás que sí merecía estar ahí.

Bryan Taiva, en el duelo entre Deportes Santa Cruz y Temuco.

El sorpresivo liderato de Deportes Santa Cruz

- Hoy Santa Cruz es líder y candidato a ascender. ¿A qué cree que se debe?
- Santa Cruz el año pasado estuvo peleando el descenso y cuando nos trajeron acá a principios de temporada, más o menos nos dijeron que el plantel que se había armado ahora era para pelear el campeonato. Creo que desde un principio todos nos mentalizamos en eso y estábamos enfocados en que, por los jugadores que teníamos, podíamos pelear arriba. Si bien el equipo no es tan extenso en cuanto a plantel, los que estamos queremos sacar la tarea adelante, queremos ser campeones.

- Un título y ascenso a Primera sería histórico para Santa Cruz. ¿Cómo convive con la presión?
- No pienso en eso, la verdad. Ni mis compañeros. Vivimos el día a día. Y el campeonato es tan irregular que puede pasar cualquier cosa, es complicado. Además que jugar en el Ascenso creo que es más difícil que jugar en Primera. Recuerdo cuando estuve en Deportes Temuco, que en ese tiempo recién había descendido, y había varios compañeros que me decían que no se podían acostumbrar. En los partidos se notaba. En esta división es mucha más lucha, te presionan todo el tiempo. Así que solo queda seguir así.

- ¿Para usted ha sido importante este repunte en Santa Cruz?
- Sí. Hay una súper buena relación con mis compañeros y creo que se me ha ayudado mucho. Yo conocía a varios antes de llegar, como Johan Fuentes y Cristóbal Vergara, con quienes compartí en Temuco. El equipo está unido. Y el 'profe' me ha dado la confianza también. Me pasó la camiseta y creo que yo le respondí. Además la competencia es súper fuerte, sobre todo ahora que estamos arriba luchando, todos quieren estar. Quiero hacer la mayor cantidad de goles posibles y que seamos campeones, es lo único que hoy me importa.