SUPERCLÁSICO

Un avión, peleas y la decepción del 'Ballet Azul': el lado B del triunfo albo

La frase "Colo Colo es Chile" sobrevoló El Teniente, lo que descontroló aún más a la U. En tanto, el histórico Ballet no pudo presenciar la hazaña.

Rancagua
0
Un avión, peleas y la decepción del 'Ballet Azul': el lado B del triunfo albo

El Superclásico es historia más que repetida. Este domingo, Colo Colo venció por 3-1 a Universidad de Chile y extendió la racha invicta ante su archirrival. Acá te contamos el lado B de un nuevo triunfo albo.

El ‘Ballet Azul’ esperó la hazaña

Dentro de los 2.035 fanáticos universitarios que arribaron hasta el Estadio El Teniente, hubo un grupo más que especial: varios de los jugadores del ‘Ballet Azul’, cuadro multicampeón en la década de los 60, asistieron a la Tribuna Pacífico del recinto ubicado en Rancagua. Entre ellos, Leonel Sánchez, Sergio Navarro, Esteban Aránguiz, Juan Carlos Gangas, Alberto Quintano, Manuel Rodríguez y Manuel Astorga. Todos recibieron vítores y aplausos en la previa del Superclásico. Los históricos llegaron esperando una hazaña que finalmente no sucedió.

Leonel Sánchez y Sergio Navarro observan el Superclásico 190 en El Teniente.

Una camiseta para generar conciencia

El ‘Cacique’ aprovechó el duelo ante la U para fomentar el consumo responsable de alcohol. El principal sponsor del cuadro albo es Pilsen del Sur, quien estampó diversos mensajes en la camiseta del visitante. “Toma agua entre tus Pilsen”, “Acompaña tus Pilsen con comida, “Si tomas no manejes” y “No hay Pilsen para menores de 18 años”, fueron los mensajes que se pudieron leer. Sin dudas una gran iniciativa, sobre todo en septiembre, uno de los meses en que existe mayor consumo de alcohol en el país.

La hinchada de la U también se esperanzó

La barra Los de Abajo tenía la ilusión que este domingo se acabara la racha que ya se extiende por casi nueve años. Por lo mismo, los fanáticos del cuadro laico se prepararon con todo para recibir y apoyar al equipo en Rancagua. Hubo globos, fuegos de artificio desde fuera del recinto y, lo más notable, las caras de algunos referentes del equipo adornaron los bombos, entre ellos, Joaquín Larrivey y Ramón Arias.

El duelo Espinoza-Solari

El volante azul y el joven atacante albo se encontraron constantemente a lo largo del encuentro. El ‘Bulldog’ se cargó varias veces en el primer tiempo sobre su derecha para frenar las subidas de Solari, pero nunca pudo contra la rapidez del argentino. Al 30’ ambos se enfrascaron en una disputa verbal, con un Espinoza que tras el 2-0 ya estaba descontrolado, como es frecuente en este tipo de partidos. En el complemento se continuaron enfrentando. A los 55’, Solari quedó solo en área chica y, justo antes del remate, el mediocampista llegó a interceptarlo. El ex Talleres de Córdoba le cometió infracción, pero esta vez Espinoza se paró rápido para reanudar.

El diálogo de Quintero y Cortés

El ‘Popular’ tenía más que claro su planteamiento desde el inicio, lo que se reflejó en las instrucciones del DT al portero albo. Cada vez que el juego se cargaba por otro sector, Quinteros le gritaba a Cortés y le daba órdenes. ¿La más repetida? El gesto con la mano para que sacara siempre largo. Lo cierto es que la rapidez de Solari, Costa y Bolados no tuvo solución nunca para el cuadro azul.

“Colo Colo es Chile”

En el entretiempo del Superclásico se vivió una imagen que recordó a antiguos partidos entre azules y albos: una avioneta sobrevoló el Estadio El Teniente con la frase “Colo Colo es Chile”. De inmediato trajo al recuerdo aquel clásico del 2012, cuando los albos se mofaron de la eliminación de Universidad de Chile de la Libertadores, también con un mensaje por sobre el estadio que decía: “La copa grande no es para equipo chico”.