Entrevista AS

"A Yáñez lo jodíamos siempre con que hacía falta en la Roja"

Ignacio Lemmo, figura de Unión Española, charló con AS sobre diversos temas: la nominación de su 'socio' a la Roja, su buen momento y la amistad que lo une a Gabriel Costa.

0

Ignacio Lemmo (31) se destapó en la última fecha. El volante uruguayo, que agarró continuidad en Unión Española tras un difícil inicio, anotó los dos goles que le dieron el triunfo a los de Santa Laura sobre Deportes La Serena. El oriundo de Montevideo se ganó la confianza de César Bravo y comenzó a respaldar su fichaje con anotaciones, una faceta por la que destacó en Puerto Montt, su antiguo club, y donde además vivió su primera experiencia fuera de su país natal, en 2019.

"Estoy muy contento por el momento que estoy viviendo en Unión. Desde hace varios partidos que estoy siendo titular y jugando más en mi posición. Me ha tocado hacer cuatro goles en los últimos cinco partidos. Y que el equipo haya ganado gracias a los dos que hice en la última jornada, me pone todavía más feliz", señala el '20' hispano, en diálogo con AS. En la apertura del marcador ante los 'papayeros' fue asistido por Bastián Yáñez, su 'socio' y el hombre de moda en el conjunto de Independencia, tras su nominación a la Roja.

Lemmo lo conoce bien y sabe que es una oportunidad que el ariete de 20 años estaba esperando: "Lo tiene más que merecido. Nosotros siempre le decíamos, medio jodiéndolo, que faltaba un jugador como él en la Selección. Puede ser un plus para la Roja. Con nosotros marca la diferencia en todos los partidos. Y es un chico muy humilde. Estoy contento por él, que está destacando, lo que también demuestra que en el equipo las cosas se están haciendo bien". Asimismo, tiene palabras para Víctor Méndez, uno que muchos piden: "Es nuestro capitán, nuestro líder y quien maneja el equipo. Quizá su citación se está demorando porque Chile es muy fuerte en el mediocampo".

Pero el futbolista oriental hoy está centrado cien por ciento en cumplir las expectativas con el cuadro de los 'Rojos'. Así lo reafirma varias veces durante la entrevista, y advierte que el objetivo planteado es considerable: "Nosotros apuntamos a ser campeones. Está difícil, porque Colo Colo se escapó un poco, y ellos están muy bien. Pero nosotros, por el equipo que se formó, por el plantel que tenemos, no nos podemos bajar de la pelea tan rápido. Tenemos que ganar todos los partidos que se pueda. Luchar hasta que matemáticamente nos dé. Sino, entonces entrar a Libertadores".

- No tuvo mucha continuidad con Unión en un principio, tras llegar como figura de Puerto Montt. ¿Le costó la adaptación a Primera?
- Creo que sí, me costó un poco más de lo que yo pensaba. Me costó tomar la titularidad, pero yo sabía que era lo que necesitaba, que era jugar más partidos, sobre todo en mi posición. Eso me tocó recién ahora, hace unos cuantas fechas, y desde ahí he venido jugando bastante seguido, he podido demostrar mi verdadero rendimiento. Necesitaba confianza y el cuerpo técnico me la está dando.

- Recién en 2019 vivió su primera experiencia fuera de Uruguay, ya con 28 años. ¿A qué se debió?
- Antes había tenido otras oportunidades, pero nunca me había animado. Quizá no me sentía maduro como para tomar una responsabilidad así. Cuando saliera de mi país quería estar cien por ciento seguro. Creo que elegí el mejor momento, no me arrepiento. Sobre todo porque en Puerto Montt, que fue mi entrada acá en Chile, me trataron muy bien. Pero sí, de todas formas aún ha sido difícil, sobre todo por la pandemia, porque no he podido ir tanto a Uruguay ni mi familia venir a visitarme. Entonces siempre se está extrañando un poco. Hace nueve meses que no veo a mi familia, imagínate... pero bueno, ahora esto del virus se está haciendo más llevadero, así que ojalá bajen las restricciones para permitir viajes. Uno está solo acá y muchas veces se extraña.

- Sobre Puerto Montt, ahí vivió grandes temporadas...
- Sí, la verdad es que pasé dos años muy lindos. La gente me recuerda con mucho cariño. Me acuerdo que cuando llegué todo el mundo me hablaba del 'Loco' Abreu, que justamente había jugado ahí un tiempo antes. Por suerte a mí igual me fue bastante bien (ríe). Siempre voy a estar agradecido y, bueno, yo ahora estoy a préstamo hasta fin de año en Unión, así que sigo ligado al club, por lo que siempre estoy pendiente de ellos.

"Gabriel Costa ha sido muy importante en mi adaptación a Santiago. Lo conozco desde 2013. Ahora siempre nos juntamos"

- Me decía que acá en Santiago está solo. Uno de sus amigos es Gabriel Costa, ¿él ha sido importante en su adaptación a la ciudad?
- Ha sido muy importante. Yo a Gabriel lo conozco desde 2013, cuando coincidimos en el Club Atlético Bella Vista, desde ahí que mantenemos contacto. Él ahora me ayudó mucho y también el 'Chorri' Palacios, que es mi compañero de equipo y amigo también de Gabriel, porque se conocían de antes. Siempre nos estamos juntando, ellos saben que estoy solo, así que me invitan a sus casas, pasamos fines de semana junto a sus familias. Han sido una compañía importante.

Ignacio Lemmo (derecha), junto a 'Chorri' Palacios (izquierda) y Gabriel Costa (centro).

- ¿Qué opina del llamado de Costa a la Selección de Perú?
- Muy contento por él, se lo merece. Yo lo conozco hace muchos años y sé cómo la peleó en Uruguay. Para ninguno de nosotros fue fácil salir de allá, donde en muchos clubes hay carencias importantes y uno se sobrepone a eso. Espero que le siga yendo bien y que disfrute el momento que está pasando. Y ojalá que pueda empezar a tener más minutos en la Selección de Perú, que imagino es lo que él espera, pero seguro que si sigue manteniendo el nivel de hoy, se le dará la oportunidad.

- Y sus objetivos, ¿cuáles son? ¿Le gustaría ir a un grande?
- Hoy no estoy pensando en eso. Obviamente que todas las ofertas hay que evaluarlas, sobre todo si se trata de un grande. Pero hoy estoy a préstamo acá en Unión, quiero seguir afianzándome en la titularidad, seguir ayudando al equipo, hacer la mayor cantidad de goles. No trato de mirar mucho más en el futuro ni proyectarme tanto. Terminando esta temporada veré qué tal. Espero dar pasos hacia adelante, nada más.