CHILENOS POR EL MUNDO

¿Por qué no juega Benjamín Kuscevic en Palmeiras?

El zaguero se ha visto relegado en el último tiempo. El "Verdao" lucha en la parte alta del Brasileirao y ya está en una nueva final de Copa Libertadores.

0

Palmeiras vuelve a estar en un momento dulce. A pesar de que marcha segundo en el Brasileirao, el juego pragmático del equipo hizo que el entrenador Abel Ferreira recibiera algunas críticas que parecen disiparse luego de la trabajada clasificación a la final de la Copa Libertadores.

En dicha instancia, Benjamín Kuscevic podría hacer historia al convertirse en el primer chileno que consiga dos veces la copa del torneo de clubes más importante a nivel sudamericano, más allá de que no ha tenido el protagonismo que desearía en el "Verdao".

¿Por qué no juega Benjamín Kuscevic en Palmeiras?

El comienzo de temporada para el Palmeiras fue diferente. Había ganado la Libertadores 2020, tuvo que viajar a jugar el Mundial de Clubes, volvió a definir la Copa de Brasil y antes de que pensaran en descansar, ya estaban jugando el Campeonato Paulista. La gerencia deportiva y el cuerpo técnico organizaron a sus jugadores en grupos para darles algunas semanas de descanso, todo esto en medio de la competencia estadual. En abril, Kuscevic retornó tras unos días de vacaciones y superando una lesión muscular (que lo venía aquejando desde marzo).

Fue ahí cuando Ferreira decidió darle minutos en partidos consecutivos, el viernes 16 de abril (frente a Sao Paulo FC) y el domingo 18 del mismo mes (frente a Botafogo de Ribeirao Preto), provocando una nueva lesión tras no darle el descanso correspondiente. Tras eso, el defensor chileno inició una recuperación que demoró, pero que le ha permitido estar en condiciones de ser opción en prácticamente todos los partidos de Palmeiras. Retornó en junio, participó en algunos partidos, cuajó buenos rendimientos y convivió con algunas desatenciones propias de estar volviendo al ritmo competitivo, pero sin cometer errores garrafales (más allá de una expulsión injusta frente a Inter). Así, fue estelar en el partido de ida de los octavos de final de Copa Libertadores cuando visitaron en San Carlos de Apoquindo a Universidad Católica, el 14 de julio. De ahí en más, no volvió a ser titular.

Después de aquel partido, el chileno fue suplente en el triunfo que consiguieron en el torneo local contra Atlético Goianiense y jugó los últimos minutos de la revancha con Los Cruzados. Se infería que aparecería en la revancha contra la UC, pero tal como aquel fin de semana, la dupla de centrales la compusieron el paraguayo Gustavo Gómez y el experimentado Felipe Melo. La pareja había jugado contra Atlético-GO, repitió en la vuelta con Católica, más los partidos con Fluminense y Sao Paulo, todos por el Brasileirao. El 7 de agosto, en la derrota contra Fortaleza, la dupla cambia y la pasan a conformar Gómez junto a Luan, uno de los predilectos de Abel.

Al poco tiempo, el técnico portugués modificó la zaga en Libertadores y frente a Sao Paulo, en cuartos de final, puso tres defensores: Luan por derecha, Gómez en el centro y el canterano Renan Víctor por la izquierda. La fórmula la utilizó en los dos compromisos de esa llave con el Tricolor Paulista. Entre medio de esos dos partidos volvió a utilizar la dupla de Gómez con Felipe Melo y fue la última vez que jugaron juntos en la zaga. Después de eso, Luan con el defensor paraguayo jugaron seis partidos consecutivos como pareja de centrales, hasta que este martes jugaron la revancha con Atlético Mineiro, en donde Ferreira, tal como en cuartos de final, dispuso de un tercer zaguero, en este caso otra vez Renan.

En definitiva, Kuscevic (que en el último mes se quedó fuera de la citación en cuatro partidos) ha sido una "víctima" de la forma en que Abel Ferreira ha gestionado un equipo al que, guste o no, le ha sacado rendimiento y ha conseguido títulos. Sin que el chileno cometiera errores graves, el técnico portugués se ha decantado por dos duplas de centrales muy definidas cuando juega con cuatro defensores y también por un trío que le ha dado réditos cuando se la juega con la línea de tres. Por lo pronto, el ex UC deberá seguir esperando una nueva oportunidad para demostrar.