U. DE CHILE

La crisis que provocó Colo Colo en la U

Universidad de Chile ganó por última vez el 13 de septiembre y desde aquella fecha hasta hoy, los cuestionamientos se suman partido tras partido.

0

Una nueva crisis vive Universidad de Chile, equipo que en las últimas semanas ha visto cómo ha empezado a ser superado en la tabla de posiciones, al punto de poner en riesgo una clasificación a torneos internacionales para la próxima temporada.

Los azules no ganan un partido por el Campeonato Chileno 2021 desde el 13 de septiembre, cuando derrotaron por 3-2 a Unión Española en el estadio Santa Laura. De ahí en más, el equipo de Esteban Valencia no supo cómo sumar de a tres. Tras las Fiestas Patrias, la U cayó con Colo Colo, también Santiago Wanderers, empató con Deportes Antofagasta, volvió a la derrota contra Everton y la última caída que sumó fue con Audax Italiano, el viernes pasado.

Cinco partidos disputados, donde consiguió solo un punto de 15 posibles y que, además, coinciden con la ratificación del entrenador hasta fin de año y el cambio de esquema, pues desde el día del Superclásico que los universitarios volvieron a jugar con tres delanteros.

La caída de rendimientos individuales

Por supuesto, los rendimientos individuales han quedado en entredicho en este último mes: Ramón Arias dejó de ser el central confiable que había sido en sus primeros siete meses en el club, Yonathan Andía no ha podido gravitar como en la temporada anterior, Osvaldo González suma un error tras otro, jugadores como Gonzalo Espinoza, Camilo Moya, Sebastián Galani o Mario Sandoval desperdician una y otra vez la oportunidad de jugar en la U, Pablo Aránguiz no ha logrado cuajar una buena actuación y a Joaquín Larrivey ya no le llegan las dos o tres pelotas en el área que tenía habitualmente, solo por nombrar a algunos.

La confianza se destruyó

La U se resintió en la confianza y eso afectó de manera inmediata en los pocos momentos de buen fútbol que venía teniendo antes de Fiestas Patrias. Ahora, los dirigidos por Valencia parecen entrar a la cancha esperando que el partido termine lo más pronto posible, pues no hay una identidad de juego o, por último, alguien que exhiba algo diferente. Probablemente el juvenil José Gatica lo ha mostrado en los últimos dos partidos, pero los canteranos no son precisamente los llamados a levantar a un equipo que parece no tener alma.

Al final, la buena racha del "Huevo" pareció ser solo un "veranito de San Juan", pues en las últimas semanas se ha visto un equipo carente de respuestas en igualdad de condiciones y, peor aún, cuando va abajo en el marcador. Luis Roggiero tiene tarea por delante.