ENTREVISTA AS

La gran revancha de la chilena campeona del mundo

"Al final llegué y tomé más vuelo que nunca, estaba entrenando bien, cambié muchas cosas para mejor", señaló la deportista chilena en diálogo con AS.

0
La gran revancha de la chilena campeona del mundo

Valentina Toro vivió buenas y malas en los últimos años. En octubre de 2019, se transformó en campeona del mundo de karate Sub 19, pero en 2021 no pudo clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Lejos de achacarse, "Vale" se levantó este fin de semana y ganó medalla de bronce en el Campeonato Sudamericano de Punta del Este, Uruguay. 

"Perdí el paso a la final 4-3 con la brasileña Valeria Kumizaki. Cuando perdí me sentí con mucha pena y rabia, yo sabia que podía ganar la de oro, cometí algunos errores y el arbitraje tampoco me acompañó mucho. Igual, Kumizaki es una atleta con una gran trayectoria, entonces eso debe pesar igual en la decisión de los jueces. Después de llorar un poco, porque quería mucho esa final, sabía que era mejor volver con medalla que sin medalla, así que ahí peleé por la de bronce", señaló Valentina Toro en diálogo con AS Chile.

- Entiendo que es su primera medalla a nivel adulto...
- He tenido tres medallas en ligas mundiales adultas en senior, también en Sudamericano he medalleado, pero es mi primera medalla en un Panamericano Adulto, la quería desde hace rato, así es que estoy muy contenta.

- Tras no poder clasificar a los JJOO, publicó un mensaje de que estaba muy triste. ¿Cómo se  levantó? ¿Toma esto como una revancha?
- Me tomé un descanso. Justo al llegar a Chile me operaron de apendicitis, así que ahí me di mi descanso para pensar bien las cosas, porque lo pasé mal. Al final llegué y tomé más vuelo que nunca, estaba entrenando bien, cambié muchas cosas para mejor y obvio que tomo esto como una revancha. La verdad, creo que ahora soy muy distinta a la Vale que peleó el clasificatorio, creo que he mejorado mucho mental y físicamente.

- El Team Chile ganó varias medallas en Uruguay, una de esas fue de su pololo Joaquín González, que hace seis días fue operado de apendicitis. ¿Cómo vivió eso? ¿Le dio miedo?
- ¡Sí! Los dos tuvimos la mala racha con el apéndice (risas). De verdad que llegó en el peor momento, a una semana del Panamericano, pensamos que no iba a poder competir. Vivimos  juntos, entonces realmente vemos el esfuerzo que hacemos día a día el uno y el otro. Que todo se fuera a la borda nos dio mucha pena, pero la verdad el doctor que operó a Joaquín me dio mucha tranquilidad, dijo que saldría todo bien, que podía pelear sin problemas El "Joaco" es una bestia (risas).