Entrevista AS

La desconocida historia de Cruz: los inicios, el rol de su madre y el interés de la U y de la Católica

Con 18 años, Joan Cruz se está ganando un nombre en Chile. De niño, un Centro de Integración Juvenil lo acogió antes a ser descubierto por un histórico de Colo Colo.

0

Colo Colo goza de un gran momento dentro y fuera de la cancha. De la mano de Gustavo Quinteros, el equipo pasó de estar peleando el descenso a luchar por el título y, además, el DT le ha dado al club otro gran plus: la brillante aparición de varios juveniles.

En el pasado clásico ante Universidad Católica, los ingresos de Vicente Pizarro (18) y Joan Cruz (18) le dieron otro aire el equipo y permitieron dar vuelta el resultado para imponerse por 2-1 con un agónico gol en los descuentos. Si bien fue Javier Parraguez el autor del tanto de la victoria, la jugada previa y asistencia fue obra de Cruz. El joven volante se llevó la mayoría de los aplausos y halagos.

Sus inicios en un Centro de Integración Juvenil

Oriundo de la población Jaime Eyzaguirre de Macul, Joan Cruz comenzó a jugar fútbol cuando solo tenía un año de edad. Junto a su madre, Paula Castro, y su hermana, asistían a las actividades del Centro de Integración Juvenil de la comuna. Fue ahí donde el actual jugador de Colo Colo dio sus primeros pasos con el balón..

"Andaban en todas las actividades que teníamos. Con nosotros él conoció el zoológico y lo llevamos a la playa, además de otras cosas que habitualmente lo niños de ahí no tienen la posibilidad de hacer. Tengo noción de él como una 'guagua'", recuerda Eduardo Espinoza, ex futbolista profesional y profesor del CIJ de Macul.

El docente trabaja desde hace 25 años en el Centro de Integración Juvenil de Macul y ha visto pasar a un gran número de niños, algunos con mucho talento para el fútbol. "Tuvimos otro chico, Jorge Araya, que también está en el plantel de Colo Colo (...) Joan desde chico demostró más condiciones que muchos. De acá han salido varios, unos han seguido y otros se han perdido en el camino".

Desde sus inicios, Cruz siempre estuvo acompañado de su madre. En ella, el habilidoso volante siempre tuvo un pilar fundamental para apoyarse en los momentos complicados. Así lo reconoce Espinoza, quien atribuye los éxitos del jugador al apoyo que Paula Castro le entregó: "Todos hemos puesto un granito de arena, pero la persona más importante en su formación ha sido su madre. Desde chico lo llevaba a todos lados, andaba con él y lo cuidaba. Si tú me preguntas sobre alguien para resaltar en su carrera, yo creo que es ella. La veía cuando llovía torrencialmente o cuando había mucho sol, nunca dejó a su hijo".

Joan Cruz vistiendo la camiseta del equipo del Centro Juvenil de Integración de Macul.

"La persona más importante en su formación ha sido su madre"

"El otro día estuvo con Joan y le dije que el 90% es su mamá y el resto las condiciones que tiene. Ella es la que ha estado en todas con él", agrega el también profesor de una escuela de Colo Colo.

A los elogios de Espinoza para la madre de Cruz se suma Lizardo Garrido (64), jefe del Área de Captación de Colo Colo, que descubrió al volante que solo tenía siete años de edad: "La mamá fue fundamental. Yo sé que a Joan lo estaban seduciendo de los equipos rivales. No esperamos ni dos segundos y Eduardo (Espinoza) lo llevó. Lo vi e hicimos todo rápido. Conversamos con su madre. No tengo dudas de que ella es su bastión, contención y pilar de toda la vida".

Su llegada a Colo Colo de la mano de Garrido

El 2010, el equipo del Centro de Integración Juvenil de Macul fue el Estadio Monumental para disputar un amistoso contra una escuela de Colo Colo. Con Garrido (64) en las tribunas, Joan Cruz impresionó con su habilidad. El histórico jugador del Cacique no tardó en darse cuenta de que estaba frente a un jugador fuera de lo normal.

Joan Cruz con siete años siendo premiado por Lizardo Garrido el día en que se decidió su llegada a Colo Colo.

"Tengo fotos de cuando lo premiamos. Ahí empezó una conversación con su madre y después todo el periplo. Afortunadamente vino ese equipo y se detecto a Joan. La madre accedió, a pesar de que tenía otras posibilidades, porque el chico jugaba bien", recuerda el histórico defensa colocolino.

Sin embargo, los primeros momentos de Cruz en el cuadro albo no fueron fáciles. "A él y su madre se les hizo muy difícil. Iban en micro a entrenar y más de alguna vez él llegó atrasado porque la locomoción no pasaba. Se fue adaptando de a poco y tomando la disciplina necesaria para llegar a ser el jugador que es hoy día", asevera Espinoza.

Sobre esos duros momentos del oriundo de Macul en el club, el 'Chano' comenta que Cruz  "se podría haber desviado, pero el tomó la opción de ser jugador profesional en Colo Colo. A pesar de tener muchas cosas malas a la mano, definitivamente tomó la decisión correcta y mira dónde esta ahora. Es un jugador distinto y así lo tienen considerado en el primer equipo".

Siempre supe que Joan iba a ser futbolista y triunfaría. En una fiesta gigante que hicimos, donde trajimos a 'Tommy Rey' y 'Bombo Fica', nosotros premiamos a Araya por ser del primer equipo, a Cruz como la gran promesa, y a Carlos Caszely, que siempre visitó nuestra villa. Uno sabía que iba a llegar lejos. Todos los técnicos concordaban que él estaba por sobre la media de Colo Colo", comenta el primer profesor de la figura alba.

Tímido y callado fuera de la cancha, pícaro y descarado dentro de ella

Joan Cruz junto a Eduardo Espinoza.

Con regates, disparos y siempre proponiendo para adelante, Joan Cruz ha destacado en Colo Colo. Su visión y creatividad saltan a la vista con solo verlo jugar unos minutos. Ahora, lejos de la cancha, esa irreverencia cambia. Es que desde niño, el '35' de Colo Colo ha preferido expresarse con un balón en los pies.

"Siempre fue tímido e introvertido, pero entrando a la cancha se transformaba y era otro. Es el Joan que hemos visto en Colo Colo. Imagínate cómo era acá en el barrio, desequilibraba. A veces teníamos partidos y lo sacaba porque metía seis goles. Es un muy buen muchacho", rememora Eduardo Espinoza, quien conoce al jugador desde el 2004.

Ya en el cuadro albo, la personalidad de Cruz no cambió. Según Garrido, "es introvertido, habla lo justo y necesario. Lo saludas y te dice ‘hola, ¿cómo está?’. No es de las personas que se paren a entablar una conversación o a tirar la talla"

"No sé si con Vicente Pizarro, Jeyson (Rojas) y el grupo de jugadores a lo mejor es más abierto y bueno para la talla, pero sin duda que es un joven callado. Pero mira cómo reacciona ante un estadio lleno, con una toma de decisiones extraordinaria", finaliza el ex campeón de la Copa Libertadores con Colo Colo.