ENTREVISTA AS

La otra víctima de la pelea que remece al karate chileno: "Me discriminaron por ser de región"

Iván Barriga habló con AS y relató un triste episodio que puso en jaque su carrera. "Me iba a retirar, no quería pisar un tatami, estaba odiando el karate".

0
La otra víctima de la pelea que remece al karate chileno: "Me discriminaron por ser de región"

Hace unos días, cuando Iván Barriga leyó la denuncia de Matías Rodríguez contra la federación de Karate se sintió representado. Fue reabrir una herida. El 2019, el oriundo de Puerto Montt también quedó marginado de un Mundial, a pesar de ser el número uno en su categoría. "Me iba a retirar, no quería pisar un tatami, estaba odiando el karate", reflexiona hoy. 

Parte 2: "Ex presidenta de la Federación responde a la polémica exclusión que remece al karate"

- ¿Cómo fue en el momento que le dijeron que estaba fuera? ¿Cómo se enteró?

- Lo peor no fue que me hayan sacado, fue la manera.  Yo me enteré saliendo del preuniversitario, estaba en pleno centro de Puerto Montt y de un momento a otro, el técnico Fernando Correa, quien repito que ha tenido muy mala actitud conmigo, me sacó del grupo de WhatsApp que había para el Mundial. Así me enteré. Yo quedé destruido. Estaba entrenando dos o tres veces al día, salí en el diario más conocido de la región, entrevistas con el alcalde, me saqué fotos, teníamos pagado hasta el alojamiento en Santiago, todo listo. Me dio una tremenda vergüenza, porque tuve que ir a dar explicaciones en mi liceo, todos mis familiares, amigos y cercanos me preguntaban cuando viajaba y yo me sentía pésimo. Prácticamente estuve deprimido dos meses, pensando incluso en el retiro, porque ni siquiera quería entrenar, no lo hacía. Estaba realmente mal.

- ¿Qué explicación le dieron de la Federación? ¿Habló con la ahora ex presidenta?

- Ella dijo en su entrevista que una de las razones por quedar fuera de la nómina para el Mundial, era porque yo no quería ir a Santiago, que tenía problemas en los pies por el tatami, como un niño delicado. Eso dio a entender y no fue así. Yo iba a ir al concentrado y lo que me molestó es que esas heridas de pie que ella le llama, se hizo un reclamo formal y que no fue solamente por una herida, fue porque yo tuve en un concentrado de camino a un sudamericano una luxación entrenando en Santiago a días de viajar. El tema es que yo le dije al paramédico y él dijo que no tenía nada, él no estaba capacitado para estar ahí. Finalmente competí y muy mal porque me dolía esta lesión. Varios días después un doctor me revisó y confirmó mi lesión. Nosotros tenemos un seguro médico que se paga a la hora de ir a las competencias y no fueron capaces de ocuparlo. Por consecuencia de eso estuve con tremendos dolores. La Federación no se hizo cargo y eso fue lo que se reclamó, no fueron unos dolores de simples como decía ella. Fue una injusticia lo que hubo.

- ¿A qué se refiere con esta injusticia?
- Ellos como Federación tienen a sus regalones, que son los de Santiago. A los de región nos tratan distinto. Aquí hay discriminación, porque siempre pasa lo mismo. A nosotros, a mi, sobre todo, por temas de que mi papá no les cae bien a los técnicos. Fernando Correa, que es uno de ellos, no me toma en cuenta, por ejemplo. Ella dijo que yo no quería viajar nunca, siendo que yo tenía todo listo para ir en esa oportunidad. Yo presenté en mi liceo un documento que decía que yo iba a estar en el concentrado para ir al Mundial. Poco a poco me empezaron a hacer el quite, evitaban responderme las preguntas que les hacía.

- No hubo transparencia en la Federación, algo similar a lo ocurrido con Matías Rodríguez…
- No hubo. Después de que me pasaron todos los documentos formales, que yo estaba dentro de la nómina para ir al Mundial, de la nada comenzaron a omitir todo, yo preguntaba algo y no me respondían, me cambiaban el tema, no respondían correos, etc. Yo encontré algo raro, pero no quise suponer nada porque ya tenían todo listo, faltaba muy poco para viajar. Yo veía muy baja las posibilidades de que eso pasara.

- ¿Siente que esto le frustró su carrera como karateka?
- En ese momento sí. Claramente fue así, porque estuve súper mal, me dejó en un pésimo momento. Entreno desde los cuatro años y mi sueño era ir a un Mundial, estaba demasiado ilusionado. Era seguro que yo iba, tenía todo listo, me felicitaban y de un momento a otro me lo quitaron todo. Luego me di cuenta de que el karate no era el culpable. Era la Federación.

- Usted menciona que la responsabilidad la tuvo la Federación. ¿Sabía que hubo una presión por parte del Ministerio del Deporte para reemplazarlo?
- Yo encuentro personalmente que eso no tuvo mucho sentido. Ellos siempre se excusaron con que el comité olímpico les dio documentos para hacer este cambio. Pero esa no era la categoría del competidor que fue, él nunca peleo en U21 y sus logros eran en categorías -60, si hubiese sido un Mundial adulto que fuese ahí, pero yo en mi puesto de la U21 me lo gané, yo fui a competir a los sudamericanos, fui a los panamericanos, salí campeón nacional, tenía mi puntaje estando primero en el ranking, de hecho ese año se iba a hacer un tope y luego no se hizo. Me parece muy injusto que, de un momento a otro, después de haber pasado todas estas circunstancias, lo hicieron como ellos quisieron al tomar las decisiones, no tomando en cuenta todos mis logros.

- ¿Conversó esto con el competidor?
- Yo con Joaquín no tengo ningún problema, no le echo la culpa para nada. Él estaba en un excelente momento. Pero me dolió mucho y no por el hecho de que me sacaron, me dolió la manera porque fue poco ético. Todos mis cercanos estaban molestos contra la Federación por la decisión de último momento. Al final, me terminaron haciendo un tremendo daño.

- ¿Cree que su situación es comparable con lo ocurrido con Matías Rodríguez?
- Sí. Es bastante parecido, pero no entiendo, se contradicen solos. En mi caso, dicen que Joaquín fue por logros, donde yo estaba primero en el ranking, pero ahora Matías tiene muchos más logros actuales, además de ser número uno. Salió primero en el Panamericano de Uruguay, no entiendo porque él no va. Puede ser totalmente una opción de medalla para Chile ahora. En ese sentido se contradicen y nos terminamos dando cuenta que lo quieren hacer todo a su manera.

- ¿Qué mensaje le dejaría a la Federación con todas estas situaciones?
- La Federación que vio mi caso es otra. Pero si me gustaría que sean transparentes y respeten a los deportistas. Que se den cuenta que no somos máquinas de hacer medallas, somos personas y tenemos emociones. Muchas personas luchamos mucho por representar a nuestro país y al final nos tratan así. Es fome.