ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

La mayor virtud de Galindez, qué le faltó a De Paul y el arquero que se perdió en la U

Gustavo Flores, ex entrenador de arqueros de los azules, analiza al nuevo dueño del arco, su etapa con Johnny y la promesa del club que hoy está extraviado en Europa.

Actualizado a
La mayor virtud de Galindez, qué le faltó a De Paul y el arquero que se perdió en la U

Entre diciembre del 2016 y febrero del 2019, Gustavo Flores fue el entrenador de porteros de la U y trabajó día a día con Johnny Herrera, Fernando de Paul y los porteros formados en el club que con los años fueron cambiando.

En conversación con AS Chile, el hoy preparador de arqueros del Guayaquil City de la Liga Pro de Ecuador habló de los últimos dos porteros Universidad de Chile, como lo fue Fernando de Paul y el actual, Hernán Galindez, portero que conoce desde su formación.

- ¿Por qué De Paul no pudo nunca convencer en la U?
- No estuve ahí, pero quizás –no tanto de la forma en cómo lo ha dicho Johnny– la U es un equipo donde quedas muy expuesto ante un error, un partido, ante la presión. No es para cualquiera el arco de un equipo grande. Fernando tiene todas las condiciones, pero también es cómo lo quiere vivir uno. Él lo vivía con mucha responsabilidad y presión. Los resultados son los que mandan y la dirigencia habrá tenido sus motivos. No es un arco fácil. Es una presión constante donde un mínimo error te deja expuesto y esa presión se siente.

- Usted trabajó antes de la U en Ecuador y ahora también. Es decir, conoce la trayectoria de Hernán Galindez, que hoy es el portero del club.
- Sí, primero que todo, contento por Hernán. Yo lo conozco de muy chico. Entrené en Rosario Central a una gran cantidad de arqueros. En un proceso de cinco años sacaron cuatro o cinco arqueros de Primera, entre ellos Hernán, que fue el más sacrificado, por condiciones, y lo hizo. Se superó. Se fue a Ecuador, se ganó un lugar en un equipo que no es grande, pero los arcos tienen las mismas medidas. Hernán tuvo una destacada carrera, está siendo seleccionado y ha encontrado su lugar en el mundo. Siempre digo que me pone muy contento su presente.

- ¿Cuáles son las mayores virtudes de Galindez en el arco?
- Su mayor virtud es su posicionamiento. Es un arquero que juega muy preciso con los pies. Le pega muy fuerte. En lo táctico, obviamente depende del sistema de juego que le proponga el técnico. Acá lo hizo muy bien. Un arquero sobrio. Participa mucho en la comunicación con el equipo. Es un arquero que trasmite muchas cosas y es importante a los chicos de más abajo. Arquero sobrio, nada espectacular, pero cumplidor, con un margen de error que quizás no es tan alto y eso es importante. Su desempeño es bueno, el técnico lo conoce.

- ¿Cuáles son las diferencias entre De Paul y Galindez?
- Las comparaciones son odiosas. Son distintas características. Quizás, en algunos casos, los arqueros son todos similares, pero me cuesta hablar. Puedo hablar desde afuera. Quizás Galindez tiene una mejor pegada, una mejor distancia de juego. Fernando anda muy bien en el posicionamiento, en el juego con los pies, quizás a Hernán le cuesta un poco más. También depende de lo táctico, qué le pide el técnico. Después son similares, al igual que Johnny, en la técnica, la ejecución, la participación de juego aéreo. En el mano a mano quizás pueda haber una diferencia entre “Tuto” y Galindez, pero te estaría hablando de algo en donde no estoy en lo fino y en el día a día, no podría dar algún dato preciso.

 Su trabajo en la U

 Flores también conversó con AS sobre los porteros que tuvo a su cargo y no solo los que compitieron por la titularidad, sino que en jugadores como Gonzalo Collao y Cristóbal Campos.

- ¿Cómo vivió esa la “lucha” entre Johnny Herrera y Fernando de Paul?
- Voy a ser sincero: la opción de elegir a De Paul me la dan a mí. Sale Miguel Jiménez a mitad de año, yo no lo creí necesario en ese momento, pero Sebastián optó por buscar un cambio y me dieron la total libertad de elegir. Tuve tres o cuatro opciones, de los cuales hablé telefónicamente con dos o tres, decidiéndome por De Paul, porque realmente sentí que tenía el hambre, que iba a estar el compromiso, se incorporó, llegó lesionado, estuvimos un tiempo parados porque llegó con los meniscos rotos y entrenó normalmente. Cuando le tocó jugar, lo hizo de buena manera. Hasta le llegó una oportunidad en la selección. No es fácil estar a la sombra de Johnny Herrera, que es un grande. En lo personal, trabajar con Johnny no digo que haya sido difícil, pero es un jugador prácticamente hecho. Siempre estuve en el trabajo formativo y correctivo, y Johnny, con lo que tenía, ya estaba bien. Realmente lo hacía bien. A veces uno se tiene que acostumbrar al jugador.

- ¿Algún técnico le propuso pensar en la titularidad de De Paul sobre Herrera?
- No. Siempre hay momentos, circunstancias, pero no como esperando el momento como para sacar a Johnny. En la interna no lo sentía, a veces podía ser decisión por tema futbolístico, pero no por tener que sacar a Johnny.

- ¿Su opinión sobre Gonzalo Collao y la carrera que optó por hacer?
- Gonzalo es la misma situación que me pasa con muchos chicos, con los jóvenes de hoy, que tienen todas las condiciones para ser los grandes porteros del futuro, pero la inmediatez del día a día a veces los hace confundir y más en un puesto en que si no tienes esa paciencia y fuerza mental, se hace difícil. Al final no se enfocan en lo que apuntaron toda su vida. Esta bueno que los arqueros que están debajo del titular, compitan y no esperen heredar la camiseta. Yo quiero que entrenen para ganarse el puesto, pero esa inmediatez le ha hecho a Gonzalo tomar malas decisiones. A veces te puede salir bien, otras no tanto y te puede mermar el rendimiento. Los chicos se confunden creyendo que la salida a otro club es lo mejor. Le ha errado en las tomas de decisiones.

- ¿Usted hizo que Cristóbal Campos fuera cuarto arquero?
- Tuve la suerte de trabajar con él, de sumarlo al plantel profesional y de ser partícipe de que él esté en el club, porque en su momento cometió un error muy grande al hacer una salida muy desprolija junto a un representante para ir a Portugal. Su ídolo es Johnny e imitaba sus formas hacia afuera, pero en la interna lo estaban esperando de pecho, porque muchos técnicos no lo querían, algunos compañeros tampoco, por actitudes que tenía, y cuando pasó esto le cerraron las puertas.

- ¿Qué pasó tras eso?
- Con el grupo de trabajo que teníamos, buscamos la vuelta de Cristóbal, buscando que tuviera un cambio, porque de lo contrario se le iba a hacer difícil. Hicimos una reunión, la primera no fue muy positiva. Le dimos otra chance para hablar, porque realmente queríamos buscar la opción de encaminarlo. A veces es la función nuestra. Siempre digo que al muy bueno y al muy malo lo vemos todos, pero al que está en la zona intermedia hay que tenerle ojo. No nos equivocamos. Se lo ganó él, con hechos. Espero que hoy, estando en el plantel, esté más concentrado en lo que viene.

- ¿Qué otros arqueros veía con futuro y siente que quizás se perdieron?
- Nelson Espinoza hemos hecho un lindo trabajo, Nacho Azúa, Rodrigo Cancino o Rodrigo Flores, chicos que tienen potencial, pero que están en un equipo grande, donde la rotación no es mucha. Cuando uno está en una función de especificidad, la satisfacción de uno es que el día de mañana ellos tengan las herramientas para todas las instituciones.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?