ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

RIVER 4 - COLO COLO 0

Con gestos y abrazos: así fue el emotivo post partido de Paulo Díaz

El capitán de River Plate caminó a la mitad de la cancha y se despidió de seis jugadores de Colo Colo. Más tarde se encontró con su familia.

Buenos Aires, ArgentinaActualizado a
Con gestos y abrazos: así fue el emotivo post partido de Paulo Díaz
Diego Vega

Después de un error que costó la eliminación de River ante Tigre, Marcelo Gallardo respaldó a Paulo Díaz: le entregó la jineta para el duelo ante Colo Colo por Copa Libertadores. El chileno vivió una noche muy especial.

Díaz fue una de las principales figuras en la goleada frente a Colo Colo. El defensa anticipó constantemente, despejó cuando River lo necesitó, apoyó a sus compañeros y resolvió de buena manera ante la presión. “Volví a demostrar la seguridad que le doy al equipo”, dijo el mismo jugador después del encuentro.

Luego del pitazo, Paulo Díaz se acercó a la mitad de la cancha. Allí se despidió de seis jugadores de Colo Colo: Esteban Pavez, Gabriel Suazo, Daniel Gutiérrez, Óscar Opazo, Carlo Villanueva y Maximiliano Falcón. Con los dos primeros se abrazó y conversó durante unos segundos.

Luego se dirigió hacia sus compañeros. Como capitán, le dio la mano a la gran mayoría del equipo. Felicitó a algunos, como al arquero Ezequiel Centurión, y se abrazó con miembros del cuerpo técnico. Antes de retirarse de la cancha, Díaz recibió una ovación. En el Monumental, otra vez, se escuchó el “chileno, chileno...”.

La conferencia de Paulo Díaz junto a Gallardo.
Ampliar
La conferencia de Paulo Díaz junto a Gallardo.Diego Vega

Al punto de prensa llegó junto a Marcelo Gallardo. Ingresó a la sala, saludó a los presentes y se quedó con mascarilla durante toda la conferencia. Al principio parecía nervioso, pero después se soltó. Le dedicó la capitanía a su familia.

Cuando salió de la sala de conferencia, se encontró a su pareja y su hijo. Gallardo continuó el trayecto y el chileno se quedó en el lugar. Allí estuvo varios minutos e incluso, fue abordado por dos trabajadores del Monumental que le pidieron fotografías. Más tarde, en la madrugada, se comunicó con sus padres, tal como contó Italo Díaz en AS. Fue el cierre de su jornada inolvidable.