ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

“Cristián está en llamas, no deja de sonreír... recordamos todas las penas de estos meses”

Valentina Narvai, pareja de Zavala, describe los felices días del atacante: “Lloramos juntos. Sentimos que es el final de un proceso muy duro”, cuenta.

Actualizado a
“Cristián está en llamas, no deja de sonreír... recordamos todas las penas de estos meses”

Valentina Narvai se había perdido los últimos tres partidos en el Monumental: “No pudimos ir por el clima y el horario”, cuenta en diálogo con AS. Sin embargo, ante Huachipato, la joven se las arregló para ir y pudo festejar, en pleno estadio, el agónico tanto de Cristián Zavala, su pareja. La emoción fue grande.

“Era el gol que todos estábamos esperando: hinchas, familia y amigos. Gracias a Dios se dio y mejor aún porque fueron tres puntitos de oro”, relata Valentina. Fue el primer tanto oficial de Zavala en Colo Colo.

- ¿Qué sintió con gol de Cristián?

- Uf, recordé todo lo que vivió estos meses... las penas y el ‘hate’ que recibió por los partidos pasados. Habían sido días muy duros. Cuando vi que la pelota entró, lloré, agradecí a Dios y lo grité con el alma.

- ¿Con quién estaba en el estadio?

- Con la madre de Bruno Gutiérrez y mi cuñado (Cristopher). Me abrazaban porque yo no paraba de llorar (ríe). Ahora veo el gol y me emociono.

- ¿Y su hijo Tobías se dio cuenta de algo?

- Él tiene dos añitos. En ese momento él estaba durmiendo, pero ahora ve el gol en la casa y grita “pa’ pa’ golazo”.

La emoción de Zavala en Colo Colo

- ¿Qué reflejaron las lágrimas de Cristián?

- Yo lloraba junto a él (ríe). Cristián no demuestra mucho sus emociones, entonces cuando lo vi así, no me queda ninguna duda que Colo Colo es el club de sus amores y que es feliz ahí. Siento que fue el final a todo este proceso de mala onda.

- ¿Cuánto ha disfrutado Zavala estas últimas horas?

- Aún está en llamas, no deja de sonreír (ríe). Hace tanto que lo veíamos así, así que es una tranquilidad para nosotros. Después del partido nos fuimos a la casa a celebrar el cumpleaños de mi suegra y él no dejaba de leer todos los mensajes que tenía.

- ¿Celular colapsado?

- Estaba explotado... y él siempre lee todo (ríe).

- ¿Ahora espera celebrar más goles?

- Estoy segura que vamos para arriba nomás. Ahora quiero gritar los otros goles que vienen porque sé que la confianza ya volvió.