ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

COLO COLO

El desconsuelo de Solari: lágrimas y un valorable gesto de Vojvoda

El delantero de Colo Colo quedó muy triste luego de la eliminación ante Fortaleza. Mientras estaba en el piso, los rivales se acercaron a animarlo.

Actualizado a
El desconsuelo de Solari: lágrimas y un valorable gesto de Vojvoda
JONNATHAN OYARZUN/PHOTOSPORT

Cuando se escuchó el pitazo final y los jugadores de Fortaleza celebraban la clasificación a octavos de final, Pablo Solari se acostó en el pasto del Monumental. El delantero se tapó el rostro con las manos y demostró su tristeza por la eliminación de Colo Colo en Copa Libertadores. Después se paró, pero aguantó poco tiempo. A los segundos se volvió a tirar en el piso. Era el desconsuelo de una de las figuras albas.

Solari estuvo cerca de partir al América de México en el inicio de año. Sin embargo, el jugador y la directiva de Blanco y Negro acordaron la continuidad. La idea justamente era que brillara en la Copa Libertadores y así se sumaran nuevos interesados en el próximo mercado de fichajes. La derrota con Fortaleza golpeó los planes del plantel de Colo Colo, pero también afectó a nivel personal.

Dos jugadores de Fortaleza se acercaron a animar a Solari, pero el ex Talleres se mantuvo en el área. Hasta que pocos minutos más tarde, mientras Gustavo Quinteros aún discutía con los árbitros y los jugadores se empezaban a retirar, el argentino inició su trayecto por toda la cancha. Siempre con la mirada hacia abajo.

A varios metros de la mitad, fue abordado por Juan Pablo Vojvoda. El ex entrenador de La Calera optó por dirigirse hacia el futbolista antes de partir al camarín brasileño. Le dio la mano y conversó brevemente con él.

Vojvoda camina tras despedirse de Solari.
Ampliar
Vojvoda camina tras despedirse de Solari.Diego Vega

La pena de Solari se extendió. Las lágrimas eran evidentes y el jugador se levantó la indumentaria para limpiarse los ojos. Leandro Stillitano lo esperó y también lo intentó motivar, pero el atacante continuó y le dio un golpe a un cartel de publicidad justo antes de ingresar al túnel. Era la amargura por una eliminación que no esperaba. Él quería brillar entre los mejores de América.