ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista AS

El héroe silencioso de Cobresal que lleva 30 años en el club: “Va a terminar bien para nosotros”

Es el personaje menos conocido del cuadro minero, pero su labor resulta clave en el líder. “Soy de Ovalle y en los años 90 vine a buscar trabajo en la minería”.

Actualizado a
El héroe silencioso de Cobresal que lleva 30 años en el club: “Va a terminar bien para nosotros”

La vida de Fernando Navea está ligada profundamente a Cobresal. Es un histórico del conjunto minero y suma 30 años de labor ininterrumpida como utilero del plantel. Vivió de todo en El Salvador, con descensos, retornos a Primera División y el inolvidable título nacional de 2015, el único de la categoría mayor. Antes de enfrentar a Unión Española en el duelo que les puede dar el trofeo de 2023 a los nortinos, Navea conversó con AS.

- Hoy están muy cerca de conseguir otro título de Primera División…

- Sí, en un momento llegamos a estar varios puntos arriba de los otros equipos. Huachipato fue el que estuvo más cerca en un momento, como ahora. Tenemos dos puntos de diferencia y siento que el viernes el campeonato se va a terminar bien para nosotros.

- ¿De qué manera vivió el triunfo ante la U? En un momento estaban saliendo campeones.

- Pero en una parte del partido íbamos perdiendo 3-2 y el profe (Gustavo Huerta) hizo dos cambios y los que entraron hicieron los goles, Lezcano y Castro. Hicimos el 4-3 y justo hizo el gol Huachipato. Pensamos que estábamos casi listos, pero igual dependíamos del otro partido.

Ampliar

- ¿Qué recuerdos tiene del título del 2015?

- Me acuerdo que tuvimos que estar 40 días en Santiago, nos tuvimos que ir para allá por los aluviones en El Salvador, no había agua acá. Yo siempre comparto en el trabajo con el paramédico y allá estábamos en un departamento. Teníamos una terraza donde limpiábamos los zapatos y todo eso. Al final, terminamos saliendo campeones, eso fue lo más bonito.

- ¿Cómo vive cada partido?

- Lo que pasa es que yo siempre estoy en el camarín, arreglando… Los jugadores hacen cosas, de repente se ensucia antes del partido y hay que limpiar. Después, hay que cambiar la camiseta para el segundo tiempo, la primera capa si hace frío. De repente, queda lleno de barro y hay que barrer. Lo bueno es que tenemos también una lavandería muy buena, hasta secadora tenemos. Yo empecé lavando a mano, a la antigua. Ahora ahí tenemos tele y hasta ducha.

Tres décadas

“Soy de Ovalle, en los años 90 vine a buscar trabajo acá en la minería y era amigo de algunos jugadores de Cobresal. Venía a ver los entrenamientos acá y justo inventaron la lavandería. Empecé a trabajar ahí y al año siguiente empecé a acompañar al equipo en algunos viajes para ayudarle al utilero. Después, en el año 93 ya me quedé con el puesto”, recuerda Navea.

- Son 30 años ya…

- Sí, harto tiempo. Salimos campeones con (Sergio) Nichiporuk el 98 en el Ascenso. He compartido con muchos jugadores que pasaron por acá, el mismo ‘profe’ Gustavo (Huerta). Ese año, el 93, llegó Manuel Rodríguez y subimos a Primera. Después, el 94, bajamos, el último partido fue contra la U, cuando salieron campeones acá en El Salvador.

Ampliar

- ¿Cómo era esa época? ¿Muy distinta a la actual?

- Son épocas diferentes, otros materiales de trabajo también. Se marcan más las canchas, con elásticos, son cosas diferentes. Antes el trabajo era como más bruto, casi puro correr. Había poquita ropa, ahora el canje te da mucha. Teníamos que andar con lo justo, hoy es más profesional el tema.

- ¿Cómo es su vida fuera del fútbol en El Salvador?

- Yo vivo con mi señora (Sandra Álvarez) y con mis dos hijos (Luis Fernando y Sergio Andrés) que están trabajando acá también. Ellos estudiaron en la Universidad de Chile, los dos son ingenieros. El menor tiene 25 y el mayor, 27, uno es ingeniero civil en minas y el otro en control y gestión.