ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Universidad de Chile

El plan con las joyas de la U

Cuando contó con Osorio y Assadi, Diego López no dudó en alinearlos juntos. Les asignó nuevos roles y expresó qué espera de ambos.

Actualizado a
El plan con las joyas de la U

Recién en el partido de vuelta contra General Velásquez por la tercera ronda de la Copa Chile, Diego López pudo contar con dos de los jugadores de mayor proyección en Universidad de Chile. Inicialmente, el nuevo DT dispuso que Darío Osorio y Lucas Assadi integraran la suplencia, pero en el segundo tiempo el uruguayo hizo ingresar a ambos canteranos.

Coincidieron por cerca de 20 minutos en el terreno de juego. El tiempo suficiente para dejar en claro cuál es el plan del estratega uruguayo respecto del destino posicional de los mayores proyectos del cuadro azul. Hoy estarán en la banca contra La Calera en el Santa Laura (17:30 horas) durante el regreso de los azules a la competencia en el Campeonato Nacional.

Assadi, el primero

Fue el primero en tener actividad en la Copa Chile. Assadi ingresó en el minuto 66 durante el duelo de ida por la Copa Chile, en el estadio El Teniente Rancagua. Reemplazó a Pablo Aránguiz, en la posición de mediocampista externo derecho, conservando la estructura de la línea de cuatro hombres en la zona de volantes, la gran apuesta posicional de López hasta el momento.

Osorio había sido parte de la delegación de la Roja en la gira por Asia que marcó el debut en la banca de Eduardo Berizzo y no estuvo en la ida ante General Velásquez. De vuelta en los entrenamientos con los azules, inmediatamente López lo incluyó en la convocatoria, para el partido de vuelta en el Santa Laura. En el duelo final de la serie, de ambos Osorio esta vez fue el primer en ingresar al campo de juego este lunes.

Aparición de Osorio

Junto a Ronnie Fernández, fue una de las primeras variantes que intentó poner en marcha el DT charrúa, a los 63 minutos. La U solo vencía por 1-0 y la idea consistió establecer un nuevo perfil al sector ofensivo y también al mediocampo. Osorio ingresó por Aránguiz como volante externo, en compañía de Ojeda, Morales y Poblete.

Más tarde, con la incorporación de Assadi, a los 75′, el panorama quedó claro respecto de la idea que López posee sobre la ubicación posicional de los canteranos. El recién ingresado se situó de volante externo izquierdo y Osorio hizo lo propio por el costado opuesto.

López dejó en evidencia que planea el futuro de ambos juveniles, en el funcionamiento colectivo de la U, en esos sectores de la cancha. Con perfiles cambiados, en busca de acciones transversales para aparecer en posición frontal a la portería y finalizar las maniobras ofensivas. Además son hombres fuertes en el dribling, lo que garantiza la posibilidad de desborde para habilitar a la dupla de ataque.

Incógnitas

La duda que surge en torno a la funcionalidad de los canteranos guarda relación con la función defensiva. El puesto de mediocampista externo exige vigilancia y persecución, incluso hasta la propia línea de meta, de uno de los dos rivales que, en la mayoría de los equipos chilenos, actúan por las zonas laterales.

Esta labor exige dominio del 1 vs 1 defensivo, evitar perder las espalda, no abandonar la marca del hombre bajo custodia si participa de alguna asociación, y hacer gala de recursos como bloqueo, barrida -si fuera necesario- e intercepción de habilitaciones largas. Los juveniles son jugadores todavía en formación. Seguramente, López estima que pueden paulatinamente incorporar los fundamentos defensivos de la función que tiene en mente para ambos .