ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LA ROJA

Eran las figuras que debían impulsar a la Roja a Qatar y desaparecieron

Chile cumplirá prontamente 10 años de la última Copa del Mundo Sub-20 a la que asistió. Eso sí, dicha base nunca se pudo consolidar a nivel adulto.

Actualizado a
La generación que jugó el Mundial Sub-20 del 2013 en Turquía nunca se pudo consolidar a nivel adulto.
ANDRES PINA/PHOTOSPORTAndres Pina/Photosport

La Selección Chilena finalmente no pudo acceder al repechaje para tener una última opción de ir a la Copa del Mundo 2022 que se jugará en Qatar y pronto comenzaron los balances. ¿Las culpas? Compartidas entre dirigencia, cuerpos técnicos y jugadores, pero lo cierto es que gran parte de la responsabilidad futbolística recayó en una “Generación Dorada” que no contó con un apoyo competente.

Una camada de jugadores llamados a asumir esa “regeneración” era precisamente la Sub-20 que disputó el Mundial de Turquía en 2013, pero lamentablemente el grueso de los jugadores empezaron a destacar tarde o nunca pudieron imponerse. A pesar de esto, la Roja terminó con Brayan Cortés, Claudio Baeza y Diego Valdés dentro del plantel y jugando más de un partido como titulares, pero nunca siendo indiscutidos.

En AS Chile elaboramos una lista con aquellos futbolistas de la generación 2013 que prontamente llamaron la atención, fueron a Europa, pero que les costó consolidarse en sus clubes y nunca pudieron hacerlo con la selección mayor:

Igor Lichnovsky

Fue canterano de Universidad de Chile, pilar defensivo de aquella Sub-20, pero no alcanzó a ser titular una temporada en Primera División y partió a la filial del Porto de Portugal. Sin jugar mucho, estuvo en España y el Necaxa, hasta que recaló en Cruz Azul (donde mostró mejor rendimiento). Tras pasar por el Al Shabbab de Arabia Saudita, hoy está de vuelta en la Liga MX junto a Tigres.

Valber Huerta

También salió de la U sin estar consolidado. No se pudo asentar en España y en Chile logró llegar a Colo Colo tras tener un buen rendimiento en Huachipato. En 2019 fue a Universidad Católica, mostró su mejor nivel y alcanzó a ser llamado por Martín Lasarte en su etapa final en la Roja, pero sin sumar minutos. Actualmente está en Toluca.

Cristián Cuevas

Fue lateral y extremo izquierdo en el equipo dirigido por Mario Salas. Sin haberse consolidado en O’Higgins fue comprado por el Chelsea, pero nunca pudo jugar por el equipo londinense y pasó de préstamo en préstamo. Volvió a Chile, encontró regularidad en Huachipato y esta temporada fichó por la UC, donde es suplente de Alfonso Parot.

Christian Bravo

Extremo derecho de la U. Tampoco alcanzó a tener un puesto en el club y partió a Europa. Volvió a los pocos años y se identificó mucho con Universidad Católica. En 2019 relanzó su carrera en el fútbol uruguayo, en Montevideo Wanderers. Un año después tuvo la gran oportunidad de su vida al firmar por Peñarol, pero no logró hacerse un espacio en una temporada complicada por la pandemia. Tras un breve paso por Everton, hoy está de vuelta en el Wanderers charrúa.

Bryan Rabello

Formado en Colo Colo, aunque al momento de disputar el Mundial ya estaba en el Sevilla. Integró el plantel el segundo semestre del 2013 y comenzando el 2014 fue al Deportivo La Coruña, justo cuando el conjunto andaluz ganó la UEFA Europa League. Pasó por Suiza, México, otros equipos de España y Grecia. Tuvo minutos en dos partidos eliminatorios rumbo a Rusia 2018. Hoy es titular en Unión Española.

Nicolás Castillo

Canterano de la UC, era el llamado a ser el 9 de la selección. Tras la Copa del Mundo juvenil no le fue bien en Bélgica, Alemania e Italia, por lo que volvió al equipo de toda su vida, donde logró ser campeón. Volvió a salir y destacó en los Pumas de la UNAM, pero en la selección no encontraba los goles. Peor aún cuando fue a Benfica o estuvo en América de México. Las lesiones lo golpearon y no se ha podido recuperar. Tras pasar sin pena ni gloria por Juventude, probó en Necaxa cómo seguía en su recuperación.

Angelo Henríquez

Se formó en la U, pero el Manchester United lo compró a temprana edad. No jugó el Sudamericano, sí el Mundial, pero en Europa le costó mucho. No alcanzó a debutar por el primer equipo del os “Diablos Rojos” y alternó tanto en el Wigan Athletic como el Real Zaragoza. Encontró su lugar en el Dínamo de Zagreb, donde se reencontró con los goles y fue llamado por Jorge Sampaoli para la Copa América 2015, jugando, pero en un rol totalmente secundario. Atlas, los azules nuevamente y Fortaleza fueron sus últimos tres clubes, pero un nivel que no le permitió pelear un puesto en selección.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?