ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

La nueva vida de Franco Costanzo en Europa: Suiza, España y varios proyectos

Ganó tres títulos en la UC y se enamoró para siempre del club: “Nos costó irnos de Chile, porque lo pasamos muy bien e hicimos grandes amigos”.

Actualizado a
La nueva vida de Franco Costanzo en Europa: Suiza, España y varios proyectos

Franco Costanzo (42) estuvo entre 2013 y 2017 en Universidad Católica. El ex arquero argentino ganó tres títulos y se metió en el corazón de los hinchas cruzados. Hoy, a casi cinco años de su retiro del fútbol profesional en la UC, el transandino habló con AS sobre su nueva vida en Europa y recordó su paso por Chile.

“Estuve en Basilea (Suiza) trabajando en el club poco más de dos años. Ahora estoy en Madrid (España) con un proyecto educativo online. Como la sede está acá, preferimos mudarnos”, cuenta Costanzo, quien también pasó por clubes como River Plate y Olympiacos, entre otros.

- ¿De qué trata específicamente ese proyecto educativo del que habla?

- SBI era un instituto 100% en inglés con programas de gestión del fútbol como negocios, marketing y comunicaciones. Yo estudié durante la pandemia un programa de fútbol business management y uno de los proyectos que hice ahí fue de que había un vacío y una realidad real. Creé un programa de dirección deportiva que se da 100% en español y estoy trabajando en eso. Hago de moderador, coordinador de todas las clases, pero no las doy yo, las da una persona que sabe y tiene experiencia en el rubro.

- ¿Piensa radicarse más tiempo en Madrid o no descarta partir a otro lado?

- Me proyecto bastante tiempo acá, porque también los chicos están creciendo y es más complicado moverlos. Este es un buen lugar para quedarnos varios años.

- Usted fue ídolo en el Basilea como jugador y ahora había regresado a trabajar al club. ¿Cómo fue ese retorno a Suiza?

- Nos sentimos siempre muy bien. Estuve mucho tiempo jugando y ahora casi cuatro años. Estuve trabajando en el club, la idea era abrir las puertas en Sudamérica, yo era una especie de representante. Me conectaba con los dueños de los clubes, dirigentes, directores deportivos, etcétera. Nos dábamos a conocer. También buscábamos clubes filiales donde posicionar jugadores jóvenes y luego llevarlos más formados a Suiza. En el medio tuvimos la pandemia y al final todo ese proyecto quedó ahí. La experiencia fue espectacular. Fue hermoso volver a un lugar donde ya habíamos vivido y lo habíamos pasado muy bien.

- ¿Siempre pensó regresar a Suiza tras el retiro?

- Sí. Siempre tuvimos la idea de volver a Suiza, porque tres de nuestros hijos nacieron ahí, la otra es chilena. Al menos queríamos probar y tuvimos la suerte de que saliera este proyecto que permitió trabajar y tener experiencia en un club. Ahora, desde otro lugar, sigo conectado con el fútbol, pero más mezclado con la educación. Trato de ayudar a los jugadores aportando desde un lugar tan difícil que es ver qué hacer tras el retiro. Esa interrogante de reintegrarse o salir del status quo de jugador de fútbol y realmente enfrentarse a lo que viene. Esto ayuda a abrir la cabeza, ver qué te gusta y qué no. Hay un montón de chicos que no quieren ser DT o trabajar con representantes, que son casi las dos cosas más comunes.

Franco Costanzo: sus recuerdos de la UC y Chile

- ¿Fue difícil dejar Chile después de tantos años?

- Estuve seis años y nos costó irnos, porque lo pasamos bien, nos recibieron bien y yo estuve en un club hermoso. Dejamos atrás varios amigos y gente que queremos mucho. Uno, de todas formas, ya está acostumbrado a la mudanza, cerrar etapas y empezar otra. Por eso ahora queremos quedarnos en Madrid y darle una estabilidad a los chicos.

- ¿Lo que vio en Católica le ha servido para lo que hizo en Suiza y hace ahora en España?

- Muchísimo. Yo me retiré y me quedé un año más viviendo en Chile. Hice el FIFA/CIES y hablé con el Tati (Buljubasich) y con Juan Pablo Pareja para ver si podía hacer una pasantía y aprender del lado del escritorio de la UC. Me abrieron el club y pasé por diferentes áreas. Aprendí un montón como jugador de un club modelo y luego desde el lado de atrás, de la oficina. Me ayudó mucho para esta etapa. El proyecto del Basel nació un poco de lo que vi ahí.

- ¿Qué es lo que más echa de menos de la UC?

- Echo de menos a los amigos, gente que queremos y que nos quiere. Es muy difícil separarse de eso. Uno cuando está afuera, los amigos terminan siendo tu familia. Haces lazos muy fuertes. Y también extraño al club, porque hacíamos vida social. Mis hijas jugaban hockey y mi hijo, fútbol y rugby. Hay un tema social más allá de lo deportivo.

- ¿Con qué se queda de su etapa en San Carlos?

- Me quedo con que me tocó vivir parte de los subcampeonatos, que me tocó verlo y que ya venía de antes. Era una época convulsionada, la gente reclamaba resultados, pero los resultados no se concretaban con títulos, pero sí con una seguidilla de posiciones siempre ahí arriba. Siempre destaco eso del club. En un principio los resultados no se dieron, pero tuvieron la capacidad para aguantar el proyecto y darle el tiempo que necesitaba. Demostró que era algo que se estaba gestando. Demoraron en venir, pero luego llegó algo histórico, único y difícil de repetir, como es la seguidilla de títulos y todo el crecimiento. Siempre lo pongo de ejemplo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?