ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Universidad de Chile

La primera conclusión de López

Los azules se clasificaron en la Copa Chile, pero su funcionamiento en una fase clave dejó dudas. La incógnita es que pasará ahora en el Campeonato Nacional

Actualizado a
La primera conclusión de López
MARCELO HERNANDEZ/ATON CHILE

Diego López cerró con un éxito su primera instancia competitiva al mando de Universidad de Chile. Los azules empataron 2-2 contra General Velásquez en el partido de vuelta y, como habían vencido por 2-1 en la ida, avanzaron a octavos de final de la Copa Chile.

Ahora deberán enfrentar a Cobresal en la ronda siguiente del certamen, pero lo que atañe hoy al cuadro universitario es el Campeonato Nacional 2022. De cara a esta etapa, las sensaciones que dejaron los dirigidos por el uruguayo, en la fase defensiva, no fueron satisfactorias.

Tiros en contra

En Tiros Recibidos la U fue superada de manera aplastante. Durante el primer enfrentamiento en El Teniente, el arquero Cristóbal Campos fue objeto de 26 disparos, una cifra altísima en comparación a los 9 envíos que concretó el elenco visitante. Luego, en la revancha, el panorama cambió, aunque la escuadra de Segunda División mantuvo la hegemonía. 15 envíos recibieron los azules y 11 el elenco de la Región de O’Higgins en el Santa Laura.

El desnivel en este aspecto de la función defensiva generó sorpresa, a raíz de la diferencia de dos divisiones entre ambos conjuntos. La U se vio como una escuadra con un proceso defensivo demasiado retrasado en el campo de juego. La proximidad de las dos líneas de cuatro hombres, en el marco del sistema 1-4-4-2, pareció la apropiada. No así la ubicación del bloque de presión, demasiado cerca del área penal, brindando así amplias facilidades al armado de juego del rival y a las consiguientes finalizaciones.

Lo anterior se vio reforzado negativamente por la desconexión de la dupla de ataque en la protección de la portería. En ambos duelos, solo ocasionalmente los dos atacantes se unieron al bloque defensivo para colaborar en la neutralización del elenco oponente. Entonces, el volante central rival, Juan Pablo Carrasco, dirigió la gestión de fútbol en la etapa de construcción sin ningún inconveniente.

Riesgo en la portería

La otra situación de táctica defensiva disfuncional en la U fue también el desnivel en la variable Tiros al arco. En la ida, el registro del General Velásquez llegó a 6 disparos y solo a 4 envíos para los azules. Este lunes en el Santa Laura, ambos elencos igualaron con 7 remates. Los azules recibieron un tiro más dentro del marco, lo que expresa un deterioro de la capacidad de bloqueo o neutralización de las maniobras de finalización del cuadro rival en las proximidades del área penal.

La imagen, en este plano, es también que los azules defienden muy atrás en la cancha, incluso hasta dentro de su propia área. De este modo, las intervenciones de los zagueros (Bastián e Ignacio Tapia) y también de la dupla de volantes centrales (Emmanuel Ojeda y Mauricio Morales) sobrevienen en última instancia. Con esto, cuentan con menores posibilidades de impedir la consumación del disparo.