ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

“Me dijo: ‘papá, tranquilo, voy a salir adelante’”: el renacer de la nueva figura de la U

Luis Casanova vivió meses de incertidumbre tras lesionarse en enero. En diálogo con AS, su padre repasa la recuperación y el retorno a las canchas.

Actualizado a
“Me dijo: ‘papá, tranquilo, voy a salir adelante’”: el renacer de la nueva figura de la U

Luis Casanova vivió este año el momento más complejo de su carrera, pero hoy vive la otra cara de la moneda. En un amistoso de verano ante Boca, el zaguero sufrió una grave lesión que lo tuvo siete meses fuera de las canchas y desde su vuelta a la titularidad, a inicios de este mes, el equipo azul no ha perdido.

Su primer partido fue en la igualdad sin goles frente a Coquimbo Unido y luego fue figura en los triunfos ante Palestino por el Torneo Nacional y contra la UC por Copa Chile. Su padre, también llamado Luis Casanova y con pasado de futbolista en O’Higgins, Palestino y Temuco, analizó junto a AS los momentos difíciles que vivió su hijo y cómo sintió el regreso.

- ¿Cómo fueron esos meses de recuperación de su hijo?

- Fueron bastante complicados al principio, porque era una lesión grave, de recuperación larga. Creo que él lo tomó de una forma súper madura, de manera profesional y quiso estar preparado para eso. A mí me sorprendió: cuando le hicieron el examen pasé a verlo y me llamó la atención la forma en que tomó la lesión. Eso me dejó, en parte, tranquilo. Conversamos que debía tener paciencia para recuperarse bien. Tenía que estar bien de la parte de la cabeza, tomarse los tiempos que le decían los doctores.

- ¿Cuáles fueron esas cosas que le llamaron la atención?

- Me dijo: “Papá, tranquilo, yo voy a salir adelante”. Y luego me preguntó: “¿Qué prefieres? ¿Tomar la parte mala y echarme a morir o tomar lo positivo, de que me voy a recuperar para volver a jugar?”. Hizo lo más lógico. Trabajó bien, hizo una buena recuperación y volvió bien. Él para llegar a la U dio la vuelta larga, fue bien sacrificado y eso seguramente lo hizo madurar para salir adelante. Tuvo pena por no estar participando con sus compañeros cuando estaban complicados en la tabla, pero sicológicamente estaba preparado para salir adelante.

- ¿Qué consejos le daba usted?

- En cuanto a la lesión, que tuviera paciencia, porque las ansias suelen jugar malas pasadas. Y lo otro, por su forma de jugar, por su puesto, donde hay más roce, tenía que volver como era o aún más fuerte, porque si iba a regresar temeroso, no hubiese podido jugar como siempre. No hubiese resultado.

- Luis volvió a jugar contra Coquimbo Unido, hace tres semanas. ¿Cómo lo vivió usted?

- Cuando estuvo en la banca, cuando perdieron 3-0 con Católica, ya lo vi de otra forma. Era su primera citación, ya estaba integrado, con ese gustito de estar aportando de afuera y ahí ya tuve alegría. Después de jugar con Coquimbo, fue otra cosa. Lo veo más fuerte, quizás por cómo se preparó. Para mí, lo más fuerte que tiene es la parte sicológica y eso lo valoro.

- Su vuelta a las canchas coincide con un empate, dos triunfos, un clásico ganado y una posible clasificación a semifinales de Copa Chile. ¿En cuánto influyó Luis?

- Son varias cosas que se juntaron. Importa el técnico, que en este caso les cambió la cara. Los jugadores también, lo que yo siempre critico de repente, si no te salen las cosas con la pelotita, corre. Y creo que en su momento no veía eso. No te digo que sean atletas de otro nivel, pero es la forma en que yo sentía el fútbol: si no te salen las cosas, tienes que correr y más aún si estás preparado físicamente.

- ¿Cómo lo vio en el clásico?

- Están saliendo las cosas porque se han complementado atrás con Nery, están jugando casi los mismos y se conjugaron muchas situaciones. Son las consecuencias del fútbol y afortunadamente en estos tres partidos ha jugado bien.

- ¿Qué cree que se le viene a la U en adelante?

- Así como jugó los últimos dos partidos, de menos a más, donde no dejó jugar a Católica leyendo bien el partido, a diferencia del 0-3, se visualiza con más tranquilidad, no creo que vayan a tener problemas en salvarse del descenso y van a salir adelante, no me cabe duda. En la copa, sería lindo una final o que la ganen. Todos veían a la U muerta y fácil, y ahora con lo que ha demostrado, a lo mejor ser merece -haciendo un buen torneo- ganar la Copa Chile.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?