ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista AS | Parte I

Pedro Pablo Hernández cuenta el motivo de su retiro: “El dolor era intenso; me tuve que inyectar”

El volante de O’Higgins, de 37 años, repasó detalles inéditos de su carrera: su camiseta más especial y los llamados de los grandes de Chile.

Actualizado a
Pedro Pablo Hernández cuenta el motivo de su retiro: “El dolor era intenso; me tuve que inyectar”

Pedro Pablo Hernández (37) está viviendo sus últimos días como futbolista profesional. Este sábado, en el partido ante Palestino (18:00) en El Teniente, el volante argentino-chileno de O’Higgins se despedirá de la actividad y luego partirá a su natal Tucumán en compañía de su familia. Llegó el momento de descansar.

Mientras aguarda por el encuentro con los árabes, el ‘Tucu’ Hernández charla con AS. “El retiro me lo he tomado bien, tranquilo, porque es una decisión que venía pensando hace tiempo. Todo lo que viene ahora es alegría”, confiesa.

Además de jugar en O’Higgins, Hernández fue parte de Atlético Tucumán, Racing de Montevideo, Defensor Sporting, DC United, Argentinos Juniors, Celta de Vigo e Independiente: “Miro mi carrera hacia atrás y la verdad es que estoy muy feliz”.

El paso por nuestro país, eso sí, lo marcó de manera especial. “Estoy muy contento de haber venido a Chile, fue una de las mejores decisiones... Estoy contento por los logros, por los compañeros y por el respeto de la gente. Mi etapa como jugador ha dejado su marca”, reconoce Pedro Pablo Hernández.

- Mucha gente le ha dedicado lindas palabras. ¿Ha leído los mensajes? ¿Se ha emocionado? Su esposa nos comentó que usted no es de lágrima fácil...

- Es que crecí en un ambiente duro y en esos tiempos, (llorar) estaba mal visto. Los únicos que me sacan lágrimas de felicidad son mis hijos. Eso me conmueve y me llena, acompañarlos en su felicidad. No soy tan demostrativo y mi esposa me conoce. Soy bastante cerrado, respetuoso, y también me lleva tiempo conocer a la gente. No sobrepaso la confianza. Y sobre los mensajes, que son muchos, trato de contestarlos. No soy mucho de redes sociales, soy más conservador.

Hernández grita su gol más importante con O'Higgins: ante la UC, para darle el título del Campeonato Nacional 2013 a los celestes.
Ampliar
Hernández grita su gol más importante con O'Higgins: ante la UC, para darle el título del Campeonato Nacional 2013 a los celestes.

Tucu Hernández: la Roja, la Generación Dorada y LaLiga

- ¿En qué momento fue que dijo ‘basta, tengo que parar y dejar el fútbol’?

- Después de mi lesión en 2019 (corte del ligamento cruzado anterior), la verdad es que fue difícil. Vino la recuperación, la pandemia, y se juntaron un montón de cosas. Aparte, en mi club (Independiente) las cosas no andaban bien... Ahí ya había pensado en el retiro. Decía ‘volver de una lesión así no es fácil’. Si para los jóvenes es difícil, imagínate para mí. Fue casi un año de recuperación y fue bastante duro.

- ¿Por qué?

- Porque después de los partidos, los dolores empezaron a aparecer y cada vez eran más intensos, hasta que encontré la forma de pincharme ácido. Eso me lubricaba un poco más la rodilla y el dolor era más leve. Lo hacía por el amor al fútbol y para que mis hijos me sigan viendo jugar, pero bueno... Todo eso tiene un punto final. Soy de los que piensa que hay que darle lugar a los chicos que vienen de abajo.

- ¿Cómo le gustaría ser recordado?

- Quiero ser recordado como ese chico que dio todo en donde estuvo y que dio todo por sus compañeros. Siempre traté de ser respetuoso... También me debo haber equivocado, pero nunca fue con mala intención. Siempre traté de manejarme bien, ya que en el futuro quiero que mis hijos digan: ‘Mi papá no sólo fue un buen jugador, sino que también una gran persona’. Esas cosas me emocionan. Nunca le diría a alguien que me reconozcan esto... Sólo lo digo ahora porque me lo preguntas.

- ¿Cuál fue el momento más lindo de su carrera?

- Me siento orgulloso de haber venido a O’Higgins. Después de salir de Argentinos Juniors, tuve posibilidades en otros clubes con más historia, más reconocidos, pero tomé la decisión de venir a este equipo. No me preguntes por qué lo hice, pero algo me tiraba para venir acá. Mi mejor momento es haberle dicho ‘sí' a O’Higgins.

- ¿Y cuál ha sido el momento más triste?

- (Piensa y se emociona) En el fútbol, los jugadores la pasamos más mal que bien. Yo siento que hubo un antes y un después en mi lesión del 2019. También por problemas familiares y otras cosas, tuve que tomar la decisión de venirme de España. Creo que tenía mucho más para dar allá... Tomé la decisión de ir a Argentina y nunca pensé que el país iba a explotar para mal. Pero nada, son decisiones. Pude jugar en Independiente, un equipo grande, y ha sido un sueño de niño cumplido.

Hernández brilló en el Celta de Vigo.
Ampliar
Hernández brilló en el Celta de Vigo.

- ¿Ha pensado qué habría sido de su carrera si no venía a jugar a Chile?

- Sin duda que no hubiera sido tan linda y tan exitosa. Acá me abrieron las puertas y me dieron lugar para ir a una de las mejores ligas, la española, y poder compartir con la Generación Dorada, algo tan increíble y lindo. Ahí me consagré como futbolista... Ha sido un trabajo muy duro.

- ¿En algún momento pudo jugar en algún grande de Chile?

- Sí, tuve la oportunidad. Cuando me llamó Colo Colo, por ejemplo, estaba en España y no quería venirme de allá. Después tuve la posibilidad en Católica y en la U, pero sentía que no era el momento. Mi intención siempre fue volver a O’Higgins.

- ¿A qué otros equipos pudo ir?

- Tuve posibilidades de Brasil, de Arabia, de México, y en España, por ejemplo, recibí el llamado del Getafe.

- Durante su etapa en Europa, usted jugó contra Messi y Cristiano. Y también entiendo que tiene las camisetas de ambos...

- Sí, esos son mis trofeos. Incluso, algunos las ven y dicen ‘che, ¿pero son las verdaderas?’ (ríe). También tengo la de Arturo (Vidal) del Barcelona, la de Alexis (Sánchez) del Manchester United, camisetas con mucha historia y peso. Son reliquias y las tengo guardas, pero hay una sola que, para mí, es la máxima.

- ¿Cuál?

- Tengo una de Gimnasia y Esgrima La Plata con la firma de Diego Maradona, mi religión. Es una reliquia, porque ya no lo voy a volver a ver. Me arrepiento de no haberle dicho cuando jugamos la Copa Confederaciones... Pero nada, esas camisetas tienen valor sentimental y las guardo con mucho cariño y respeto. Estoy muy agradecido por las oportunidades que me ha dado el fútbol.

Hernández fue parte de la Roja.
Ampliar
Hernández fue parte de la Roja.
Normas