ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

Perdió a su padre, siguió adelante y pudo debutar en Primera: “Me sirvió de motivación”

Con 22 años, hizo su estreno en un puesto donde mandan los hombres con experiencia, pero respondió a cabalidad: “Estaba un poco ansioso”.

Actualizado a
Perdió a su padre, siguió adelante y pudo debutar en Primera: “Me sirvió de motivación”

La gran sorpresa de la fecha pasada en el Campeonato Nacional 2022 fue el debut de Jorge Peña en la portería de Everton. No estaba en los cálculos que el joven arquero apareciera reemplazando a Fernando de Paul contra Audax Italino, en el Bicentenario de La Florida. Pese a la derrota por 1-0 con un gol muy cerca del final del encuentro, el canterano viñamarino respondió a cabalidad y tuvo una conversación para revelar algunos detalles de su historia de vida.

“Fue totalmente inesperado en un principio saber que iba jugar. Fue inesperado y estaba feliz con la noticia. Después de tantos años di ese paso importante para empezar mi carrera. Un poco triste no más por el resultado, pero feliz porque se dio no más, porque siento que lo hice bien. Obviamente que hay muchas cosas que seguir afinando, pero agradecido de la oportunidad y de cómo se dio todo también”, sostuvo Peña, de 22 años.

- ¿Sintió que se fue aplomando en la cancha en la medida que pasaban los minutos?

- El primer tiempo estaba un poco ansioso, yo creo que fueron los nervios normales que puede generar el debutar profesionalmente. El segundo tiempo siento que me afirmé en la cancha, que sentí más sólido, más seguro, resolviendo de mejor manera. Me quedo tranquilo con lo que pude dar y obviamente que tengo de tratar de mejorar en todo lo que se pueda.

- ¿Sospechó durante la semana que podía tener la posibilidad de debutar?

- No, fue sorpresivo, fue muy de pronto todo. Fue de un momento a otro sospechar que podía jugar, de acuerdo a cómo se fueron dando las cosas. Me dieron la formación oficial de que iba a jugar y me sentía tranquilo. Venía trabajando bien, haciendo una buena semana tanto con el preparador de arquero como con el equipo en sí.

- ¿Recibió hartos mensajes luego del debut? ¿De conocidos, familiares, hinchas?

- Sí, hartos mensajes, hartos mensajes de apoyo también cuando se empezó a conocer la noticia. Después del partido muchos mensajes de alegría, de felicitaciones, de mi familia, de amigos. Todos estuvieron muy pendientes del partido, estuvieron hablándome harto en ese sentido también. Algunos estaban más ansiosos que yo incluso, porque habían visto este proceso de muchos años en el club y que ahora tuviera la oportunidad fue una alegría grande para ellos también.

- ¿Qué fue lo que más le llamó la atención del fútbol, profesional?

- Más que todo el tema del público. En los juveniles no se nota tanto. Fue un partido con cerca de 5 mil personas y se sintieron cerca por el tipo de estadio. En el fútbol profesional se hace sentir mucho más la gente, sobre todo si estamos jugando de visita.

El arquero de Everton durante su estreno en La Florida.
Ampliar
El arquero de Everton durante su estreno en La Florida. JONNATHAN OYARZUN/PHOTOSPORT

- Usted lleva un poco más de la mitad de su vida en Everton.

Sí, claro llegué al club cuando tenía 9 años, así que son cerca de 12 años acá. Llegué luego de que en un campeonato en Santa Inés me vieran unos profes, los profes Ilich y Ochoa. En ese momento me llevaron a una prueba mucho más grande ene Everton.

- ¿A esa edad pensaba en llegar en algún momento a Everton?

- No, todavía no. Yo jugaba más que nada por sentirme bien, por felicidad. Al llegar al club, y después de unos meses, me di cuenta de que realmente era algo que yo quería, pensando en el futuro.

- ¿En qué momento empieza a sentir que tiene chances de llegar al fútbol profesional?

- Me di cuenta de que realmente podía ir a un plantel a los 16 o 17 años, si no me equivoco. A fines de 2016 empecé a ver que podía ser una buena posibilidad más latente. Que todo estaba más cercano. Después nos empezaron a llevar más seguido a entrenar con el plantel, ya después el 2018 me integraron al plantel. Siento que en ese momento cambió mi manera de pensar y que tenía la posibilidad de estar pronto en un primer equipo.

- ¿Cuáles son las cualidades centrales de su juego?

- Mi juego más que nada se basa en ser un arqueo simple, no hacer más de lo quen debo hacer. Soy valiente, fuerte en el achique y en el juego aéreo. Por ese lado más que todo va mi juego, de un arquero sobrio y valiente.

- ¿Era hincha del club cuando llegó o empezó a identificarse en la medida que paso el tiempo?

- No, yo de chiquitito siempre fui de Everton. Mi papá era hinchas, mi tío, el hermano de mi papá también era hincha. Ya era cercano al club, a las costumbres. Y al llegar al club aún más, porque se acrecentaron mis raíces. Me fui haciendo mucho más hincha, más cercano al club.

- ¿Por el lazo familiar entonces su debut tiene que haber tenido un gusto especial para toda su familia?

- Mi tío sobre todo, que siempre fue muy hincha del club, estaba muy feliz. Mi papá, que falleció un par de años atrás, yo creo que sería mucho más feliz. Siempre me decía que iba a ser el más feliz cuando llegara esa oportunidad y que iba disfrutarlo estuviera donde estuviera.

- ¿Recordó entonces a su padre en el momento del debut?

- Sí, por supuesto. Antes también lo ocupe como motivación también. Posteriormente me generó algo de felicidad también que pude cumplir uno de sus sueños. Él siempre me lo dijo, que quería verme debutar, verme con los colores que tanto amaba. Fue una felicidad muy grande por ese lado también, fue muy emotivo. También es una felicidad doble por haber cumplido lo que él siempre quiso.

Peña junto a su padre en su infancia.
Ampliar
Peña junto a su padre en su infancia.

- Fue un golpe durísimo en su vida la partida de su padre. ¿Todavía no cumplía 18 años de edad?

- Sí, claro tenía 17 años, estaba chico todavía. Fue muy de pronto todo lo que pasó en ese momento. Claramente dolió harto, pero también me sirvió como motivación para aferrarme más a lo que quería él. Siempre había luchado para que cumpliera mi futuro.

- ¿Siente después del debut que puede ir teniendo más chances de actuar en el primer equipo?

- Claramente, me toca seguir trabajando y seguir esforzándome para ser una opción más constante. Ojalá tener más minutos con más continuidad. Más que todo, ojalá empezar a ser una real opción y poder tener un poquito más de continuidad si todo se da bien.

- Normalmente los arqueros en Primera división son tipos con experiencia. ¿Se ilusiona con romper esa tónica?

- Sí, están las ganas de jugar, por mucho que digan que la experiencia pesa mucho. Todo va en el trabajo, pienso yo. En hacer las cosas bien. Si se da la oportunidad tratar de entregar seguridad, que eso es lo que más busca un entrenador.