ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

“Tenía miedo porque no sabía cómo me iban a tratar, pero ha sido espectacular... soy feliz en Chile”

Maximiliano Falcón deja el fútbol de lado para hablar de su vida en Chile: una ruta hacia el sur, un destino pendiente y su visión sobre la estabilidad del país. “El paisaje es increíble”.

Actualizado a
“Tenía miedo porque no sabía cómo me iban a tratar, pero ha sido espectacular... soy feliz en Chile”

Maximiliano Falcón está cerca de cumplir dos años en Chile. El defensa llegó a Colo Colo como una apuesta del fútbol uruguayo y rápidamente se transformó en uno de los titulares de Gustavo Quinteros. En medio de ese escenario, el ‘Peluca’ tuvo que vivir un difícil proceso de adaptación: la pandemia y el nacimiento prematuro de su hijo Domingo. Lo superó y hoy, asegura, es una persona feliz.

“El comienzo fue duro. Estábamos solos porque el covid no me dejaba traer a la familia y teníamos que ir junto a mi señora (Florencia) a ver a mi hijo, que estuvo 50 días internado. Se pasó mal, pero con el apoyo de la gente, que es notorio hasta hoy, se hizo un poco más fácil”, reflexiona Maximiliano Falcón en diálogo con AS mientras participa en la campaña Social Impact de adidas, que permitió el pintado de la cancha Lo Besa en Quinta Normal.

- Si Domingo es futbolista, ¿va a jugar por Chile o Uruguay?

- (Ríe) Lo hemos charlado con mi señora. Si le gusta el fútbol, lo vamos a acompañar a todos lados. Y ojo que ya es socio de Colo Colo. Pero él definirá, el día de mañana, lo que quiere hacer: si quiere jugar y dónde le gustaría. Sería lindo verlo jugar fútbol y ahí vamos a estar para apoyarlo.

- Volvamos a su llegada. ¿Ese periodo fue un aprendizaje?

- Absolutamente. Son experiencias de vida que te ayudan a seguir mejorando en varios aspectos, que son invisibles, pero que son importantes. Imagínate que los abuelos conocieron a Domingo con siete meses. Fue increíble, pasó mucho tiempo. Pero, como te digo, estoy agradecido de esas cosas que te enseñan. Mi estadía ha sido espectacular y hoy estamos disfrutando de otra manera.

- Estuvo de viaje dentro de Chile. ¿Qué es lo que más le gustó?

- Sí, viajamos a Pucón. Fuimos en vehículo porque me gusta mucho manejar. Tuvimos unos días libres, estaban mis suegros y nos fuimos para aprovechar el sur. Hay muchos lugares hermosos. Fuimos parando y mi señora guardó videos con los lugares que quiere visitar después. El paisaje es espectacular, ojalá podamos conocer más.

- ¿Cuál es el próximo destino, entonces?

- Nos gustaría ir hacia el otro lado, a Antofagasta. Queremos conocer el desierto. O también nos encantaría ir más al sur, me han recomendado ir a Punta Arenas. La idea es conocer a esa gente. Nosotros somos muy cercanos a las personas.

- ¿Estar cerca de la gente es algo que le preocupa?

- Es que yo sé que una foto les puede alegrar el mes. Para mí, una foto puede ser insignificante porque me piden muchas y es la realidad, pero hay gente de allá que jamás en la vida podrá llegar a Santiago a ver un partido o acercarse a un jugador. No es solamente el paisaje lo importante, también es recorrer Chile de esa manera.

- Después de su carrera, ¿viviría en Chile?

- Chile es un país que está bastante bien en economía e infraestructura en comparación con Uruguay. O sea, más allá de que Uruguay no está en su mejor momento, Chile tiene muchas oportunidades. Mucha gente viene a trabajar y a tener una vida, es notorio. Además, yo creo que, si vuelvo, la gente va a ser espectacular conmigo. Eso es importante porque al ser extranjero, a veces uno tiene miedo si va a caer bien o no. No sabes cómo te van a tratar y si te van a ayudar o no.

- ¿Usted tuvo miedo?

- Es la primera vez que iba a salir de Uruguay y uno nunca sabe cómo va a caer. Yo a veces digo chistes en la calle o con gente mientras converso y no los entienden porque son tallas uruguayas. Si no lo entienden, un comentario puede caer mal, entonces a veces trato de evitarlo. Si alguna vez ofendí a alguien o le falté el respeto, fue sin querer y aprovecho esta instancia para ofrecer disculpas. Pero, volviendo a tu pregunta, donde nos toque, vamos a estar en familia.

- ¿Se adaptó rápido a la comida?

- (Ríe) Tuvimos hartos asados con (Cristian) Palacios, los Galdames y el ‘Gabi’ Costa. También fui a la parrillada (La Uruguaya). Estaba bueno para familiarizarse con ‘el uruguayo’, pero la comida chilena sí me gustó. Soy una persona que come mucho. Yo digo que soy un ‘guatoncito de corazón’, por eso no he tenido problemas (ríe).

- ¿Cómo se gestó esa cercanía con los jugadores que mencionó?

- Vivíamos todos juntos, pero ahora no hemos vuelto a juntarnos porque Palacios y Gabriel se mudaron. Nos estamos juntando menos porque cada uno tiene su responsabilidad, pero seguimos charlando.

- ¿Hoy se siente feliz?

- Sí, soy feliz en Chile porque estamos saludables y porque estoy en un club hermoso. Hay una responsabilidad linda, que es defender la camiseta de Colo Colo. No todos lo pueden hacer, así que soy un afortunado. Tengo que aprovecharlo al máximo.