jueves, 18/12/2014

Figueroa

Volver

Llegar a casa, sentir el mar, mirar la majestuosa cordillera es un golpe de energía. Una motivación para demostrar que se vuelve en plenitud.