El mediocampo no gravitó y la defensa, demasiado imprecisa

Análisis táctico

El mediocampo no gravitó y la defensa, demasiado imprecisa

El mediocampo no gravitó y la defensa, demasiado imprecisa

Martin Thomas/Photosport

Photosport

El equipo nacional jugó el peor partido en casa en toda la era de Jorge Sampaoli. Los altiplánicos complicaron con muy poco a la Roja.

Chile

Chile se había hecho fuerte en casa durante la era de Jorge Sampaoli. Diez partidos jugados con igual cantidad de victorias hacían de la Roja un rival de temer en condición de local. Sin embargo, este martes todo eso se fue al tacho de la basura.

En general la escuadra del casildense hizo un bajísimo partido, lo que se vio especialmente reflejado en dos zonas de la cancha. 

Última línea no funcionó 
Chile comenzó con Gonzalo Jara, Gary Medel y Enzo Roco en la línea posterior. Un error del "Pitbull" provocó el 0-1, pero más allá de esa jugada puntual, cuando Bolivia llegó al arco de Johnny Herrera siempre inquietó.

Se notó incluso en el segundo gol de la visita. Mauricio Isla resbaló justo antes de despejar una pelota y tras cartón Carlos Saucedo con un enganche se sacó de encima al propio "Huaso" y a Medel.

Peor aún, cuando Bolivia llegaba los rebotes generalmente caían en los pies de uno de ese equipo. A toda la zaga, con tres primero y cuatro después, se le vio demasiado lenta. 

Mediocampo fantasma
Ni Marcelo Díaz, ni Arturo Vidal, ni Charles Aránguiz. Menos Jean Beausejour o Mauricio Isla. Ninguno de los jugadores que se pararon en la zona de volantes de la selección logró tomarle la mano al partido.

No lo hicieron en ataque y, peor aún, tampoco en defensa. Las transiciones para proteger el arco propio fueron siempre lentas y ante el contragolpe boliviano los de Chile siempre llegaban un segundo tarde a la marca.

Incluso Alexis Sánchez, al igual que en los últimos partidos de la selección, tendió a retrasarse más de la cuenta y desde ahí nunca pudo generar peligro. 

Comentarios

Comentarios no disponibles