Superclásico

Colo Colo vence a la U, se acerca al liderato y amplía su racha

Paredes (51') y Beausejour (78') sentenciaron el triunfo de los albos, que quedan a dos puntos de los azules. La visita terminó con dos jugadores menos, por expulsión de Rojas y González.

0
Colo Colo vence a la U, se acerca al liderato y amplía su racha
Martin Thomas/Photosport Photosport

Esteban Paredes andaba picado y se notaba. Caminaba rápido en la semana luego de los entrenamientos y en la última práctica en el Monumental se le veía especialmente concentrado, sabiendo que los cinco puntos de diferencia con la U eran una distancia demasiado larga si Colo Colo no ganaba.

Llegando al estadio, Esteban se animó. “Vamos a ganar y voy a anotar dos goles”, dijo antes del precalentamiento. En estos partidos, Paredes se agranda y una vez más lo demostró. Más allá del zurdazo colocado en el 1-0 en el minuto 51, el delantero era quien llevaba más peligro al arco de Herrera. A los 5’ ya avisaba con un cabezazo al palo, aunque en posición adelantada.

Aguantando la pelota y abriendo con pases a los costados, ante la poca presencia creativa de los armadores del Cacique, Paredes tuvo la más clara del primer tiempo, luego de un centro de Delgado. Así todo, hizo una promesa y fue por ella. Más allá del “dale, dale” antes de entrar a la cancha, el jugador sabía que debía ser la figura.

A su lado tenía a un Juan Delgado muy movedizo y recuperando muchas pelotas, además de un “Pipe” Flores, mañoso, que se encara con cualquiera y saca de quicio si se trata de jugar un Superclásico.

Los hinchas azules dirán que todo se entrampó en el primer tiempo. Incluso, más de uno estimó que Jorge Osorio debió expulsar a Christian Vilches luego de golpear con un cabezazo a Patricio Rubio, frente al árbitro. Pero Osorio sacó su versión “sacapartidos” y optó por una salomónica tarjeta amarilla por lado.

Eso sí , las cinco tarjetas en el primer tiempo dejaron bien claro que un Superclásico se juega de manera distinta y que muchas veces no va acompañado de un fútbol vistoso. Christian Vilches y Jaime Valdés por Colo Colo y Rubio, Martínez y Rojas en la U vieron la amarilla en los últimos veinte minutos del primer tiempo. Eso, más la tarjeta roja de Pepe Rojas en el minuto 60 fue el resumen de un partido peleado. Recién ahí la U se animó.

Con el cambio de Lorenzetti por Sebastián Martínez, Lasarte se la jugó. Mientras salían a la cancha les gritó a sus jugadores que debían tener la pelota, que por ahí pasaría el partido.

A los 76’ se pensó que venía un vuelco. Esteban hizo un gesto a la banca insinuando un problema físico y Villar se destapó con una tapada tras un cabezazo de Vidal.

Pero fue apenas un espejismo. A los 77, Vecchio casi anota y un minuto después Jean Beausejour se sacó a Johnny Herrera en el área para anotar el 2-0 en su debut en un Superclásico. En la semana, él se animaba a decir que era “un partido importante, pero uno más”, para dejar claro que aparece su faceta anotadora en Mundiales y en partidos especiales.

La celebración fue con todo y Felipe Flores le gritó el gol en la cara a Herrera. Con ese escenario era predecible el desenlace. A los 80’ Osvaldo González le pegó con el antebrazo a Juan Delgado. Roja y la fiesta estaba desatada.

Tapia con su viveza sacó a Paredes y a Flores para cuidarlos de cualquier incidente. A los 85’ y con los olé cayendo desde la galería y Lasarte con los brazos cruzados en la banca eran la postal del partido: Colo Colo sacando su categoría y una U que venía con un rendimiento casi perfecto se veía rendida. Hasta el cuerpo técnico tuvo que entrar a la cancha para calmar a Sebastián Ubilla y no provocar más expulsiones.

Total, quedan seis fechas con la U con dos puntos de ventaja y con cuatro partidos de local. Como reflexión, queda preguntarse qué diantres le pasa a la U en el Monumental. Ni la mejor versión de Sampaoli, incluyendo las goleadas en el Nacional, pudieron derrotar a Colo Colo en Macul. Y así, desde el 2001.

Algo les pasa y aunque suene a cargada al rival, no hay repuesta clara. Al menos, Paredes siempre supo que hoy ganaría y por eso anunció la victoria con gol suyo. Eso es ser crack.